Accidente-plancha-de-madera-honda-port
Así ha quedado este Honda Civic por culpa de una carga no asegurada
Mclaren
De Ferran, descontento con el rendimiento del McLaren
Bmw x7
BMW X7: Desvelado el nuevo coloso de Múnich
Sut belgian grand  1401132
La FIA instala bordillos ‘anti-Verstappen’ en Austin
Monedas china bmw
Paga parte de su nuevo BMW con 150.000 monedas

Así se transforma una camioneta en este 4x4 inspirado en Halo

Hubo un tiempo en el que este monstruo salido del videojuego fue una pick up Chevrolet. Aunque esta transformación totalmente legal ha costado 5 años de esfuerzo.

Halo-warthog-replica-port

Nos hemos acostumbrado durante muchos años a ver cómo algunos de los más famosos coches del mundo del cine se han hecho realidad en el mundo real, ya sea como una edición especial, como una reinterpretación moderna, o ambas cosas a la vez, como ocurre con el Ford Mustang Bullit 2019, como una preparación casera de algún fan con algo tiempo y recursos o que se vendan o subasten coches con los que se rodaron esas inolvidables escenas por un puñado de miles o millones de euros Lo que no es tan normal es que veamos a un coche salir de un videojuego, sobre todo si ese coche es una especie de monstruoso todoterreno futurista de corte militar.

Con ustedes está el Vehículo de Aplicación de Fuerza M12 de la mítica saga de videojuegos de Halo, más conocido como Warthog y aunque es cierto que no utiliza un combustible del futuro ni una suspensión tan moderna lo cierto es que esta creación obra de Bryant Havercamp, un hombre de Michigan gran seguidor de los juegos, es realmente impresionante, sobre todo porque aunque no lo parezca este todoterreno nació a partir de una camioneta Chevrolet.

Solo con ver su aspecto queda claro que la transformación no fue sencilla ni rápida. De hecho Havercamp se pasó 5 años trabajando en ella totalmente solo. Poco queda de aquella camioneta: nueva carrocería, nueva jaula antivuelco, nuevos faros, y nuevo tren motriz incluyendo un nuevo sistema de dirección hidráulica personalizado para permitir girar a esta bestia. Y no todo consistió en construir sino también en horas y horas de diseño en CAD lo que muestra el nivel de ambición y técnica de esta creación que puede verse en acción en este vídeo del canal Barcroft Cars.

Havercamp también construyó el motor V8 Chevrolet que aloja en sus entrañas, que obviamente funciona con gasolina normal. Lo mejor es que con este nivel de diseño y construcción absolutamente todo en el coche funciona hasta el punto de que es totalmente legal conducirlo por carretera, al menos no ha tenido problema por la zona rural en la que vive, lo que no sabemos es qué pasaría si este coche marcha rumbo a Chicago, pero podemos imaginar que no pasará desapercibido.