Sx koenigsegg 7143 record agera rs nevada
¿Cómo se pinta un Koenigsegg? Te desvelamos un proceso de hasta 1.200 horas
Sainz renault 2018 1
McLaren explica los motivos del fichaje de Sainz
Collage famosos-2
Todos estos famosos han pilotado coches de carreras y aquí tienes la prueba
Sut italian grand  1668828
Monza y Silverstone, en duda más allá de 2019
Concepts-retro
Los 8 prototipos retro que plantean una pregunta: ¿Vuelven los 70?

Guerra comercial Estados Unidos–Europa: Trump quiere más impuestos para los coches europeos

Nuevo capítulo de la guerra comercial iniciada por el presidente estadounidense Donald Trump, pero ahora la Unión Europea le advierte… 

Trump-coches

Las últimas declaraciones del presidente de Estados Unidos no hacen sino acrecentar la rivalidad comercial entre ambas regiones, Estados Unidos y Europa dado que Donald Trump, el presidente estadounidense, continúa con su idea de incrementar los aranceles a los vehículos procedentes de Europa, pero también a los componentes. 

Según publica Europa Press, la Comisión Europea ha advertido a Estados Unidos  de que cumplir su amenaza de imponer un arancel a los coches importados desde la Unión Europea provocaría una respuesta global de Europa que se traduciría en un coste superior a los 250.000 millones de euros a las exportaciones estadounidenses hacia nuestra región.  

Las marcas europeas suponen 120.000 empleos directos en plantas de fabricación en el país y 420.000 más en concesionarios. 

Este último episodio de esta guerra comercial se produce tras el anuncio de Donald Trump que hace escasos días afirmó que impondrá gravámenes –más impuestos– al sector automovilístico europeo. Este arancel podría llegar incluso a un 25% y sería contrario a las últimas normas internacionales de comercio. Además, afectaría de lleno al precio de los vehículos que se exportan a los Estados Unidos, pero también a los que se fabrican allí dado que algunos componentes proceden de Europa. 

Por último, según publica Europa Press las marcas europeas de automóviles suponen 120.000 empleos directos en plantas de fabricación en el país y 420.000 más en concesionarios.