Citroen-e-mehari-2018-1280-03
Conducimos el Citroën E-Mehari: Ahora vale para todo
Alonso q francia 2018 1
Alonso, eliminado en la Q1: “He sido dos décimas mejor que mi compañero”
513790
Así de espectacular es este Lamborghini Miura SVR completamente restaurado
Sut french grand p 1630958
Sainz, el mejor del resto con un 7º: “En los Libres no nos veíamos en Q3”
Csm abt rs3 limousine nardogrey front 50e26dbf87
Audi RS 3 Sedan by ABT: Máximo rendimiento

Un 92% de los jóvenes está a favor de que se endurezcan las sanciones por conducir ebrio

Un reciente estudio asegura que los jóvenes conductores de entre 16 y 29 años están a favor de que se endurezcan las sanciones por conducir bajo los efectos del alcohol y por usar el móvil. Pero estos no son los únicos datos que arroja el siguiente informe.  

Conductor-joven1

Según el informe Jóvenes y seguridad vial realizado por la Fundación Mapfre los conductores de entre 16 y 29 años han logrado la reducción más significativa por siniestralidad vial que se ha producido en los últimos 10 años, aunque el 6% de ellos se ha visto implicado en algún accidente con víctimas en los últimos tres años. 

¿Por qué se ha producido este significativo descenso? Según la Fundación Mapfre se debe a las campañas de seguridad vial y a la mayor conciencia del riesgo al volante, ademas de un número de conductores jóvenes inferior. 

Este informe también ha realizado una encuesta que refleja bastantes datos significativos como que 7 de cada 10 jóvenes se consideran “buen conductor” y que la mayoría  son conscientes  de que entre los riesgos de accidentes más frecuentes está el consumo de alcohol –para un 92%- y drogas –un 87%.- Superar la velocidad permitido –85%–, conducir cansado –74%– y hablar por el móvil –70%–, son otros factores que influyen.  

Un 74% de los encuestados apoya los limitadores de velocidad en los vehículos. 

Preguntados sobre la importancia de incluir en el coche nuevas tecnologías relacionadas con la seguridad vial, para un 92% sería bueno contar con el sistema alcolock –no permite conducir si se ha consumido una determinada cantidad de alcohol– o las llamadas cajas negras –90%–. En tercer lugar, con un apoyo del 74%, están los limitadores de velocidad.

También según este informe están de acuerdo con la idea de que se endurezcan las sanciones por conducir bajo los efectos del alcohol –92%–, por utilizar el móvil al volante –86%–, no abrocharse el cinturón de seguridad y no usar sillitas infantiles –84%– y no cumplir con las señales de velocidad –81%–

Otras conclusiones del estudio señaladas por Jesús Monclús, Director de Prevención y Seguridad Vial de Fundación Mapre, son que 9 de cada 10 jóvenes se ha subido “en alguna ocasión” a un coche sin abrocharse el cinturón de seguridad, que más de la mitad –62%– admite haber viajado como pasajero de un vehículo cuyo conductor había bebido alcohol y que el 2 de cada 10 ha viajado alguna vez como pasajero de un coche donde el conductor había consumido cannabis. 

Para establecer estas conclusiones se ha contado con 2.000 jóvenes y hay que tener en cuenta que por lo general conduce vehículos más pequeños, con menos equipamiento en seguridad que los actuales y más antiguos.