Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Un Ford Mondeo que pesa como un Fiesta

Más de 350 kilogramos se han podido ahorrar en el Fusion americano (nuestro Mondeo) debido a un complejo estudio técnico llevado a cabo entre Ford y la Agencia Medioambiental Norteamericana, conocido como EPA. Así se ha logrado pasar de 1.558 kilogramos a sólo 1.195 gracias al uso de materiales como la fibra de carbono, el aluminio y aceros de aleaciones mínimas.

Los fabricantes buscan reducir consumos de tres formas: aerodinámica (la parte en la que menos beneficios se obtienen), motores y peso. En este último campo se están centrando cada vez más esfuerzos (con divisiones específicas creadas al efecto) y sus resultados empiezan a ser efectivos, como bien queda reflejado en cada nueva generación de un automóvil, que adelgaza entre 100 y 200 kilogramos. Con la idea de que sus coches sean lo más livianos posibles, Ford ha llevado a cabo un interesante estudio en el que ha tomado la base de un Ford Fusion de serie (nuestro Mondeo de dentro de unos meses) y lo han reformado completamente bautizándolo como Ford Lightweight Concept. El resultado es esperanzador: ha abandonado el sobrepeso para ser una top model; de casi 1.600 kilogramos a cerca de 1.200.

¿Y dónde han ido a parar esos 400 kilos? El 25% de peso aproximado directamente ha desaparecido. Gracias al trabajo de Matt Zaluzec (consiguió que la pick up F-150 eliminase 300 kilos de 'grasa'), los esfuerzos se han centrado en varias partes. El acero de alta resistencia se ha utilizado en los pilares centrales de la berlina, el aluminio se ha usado en los largueros, la fibra de carbono y el magnesio para la estructura de los asientos y los paneles de instrumentos y de las puertas. Los cristales también han adelgazado al sustituirse el material tradicional por un tipo de compuesto de vídrio y láminas plásticas que, además, afectan a la rigidez general aumentándola (esta última solución procede de los smartphone iPhone de anteriores versiones a la actual). En la suspensión, por su parte, los muelles son totalmente diferentes. Aunque quizá la parte más llamativa son las ruedas debido a unas llantas de 19 pulgadas multirradio con neumáticos de sólo 155 milímetros de ancho (nos recuerdan a las que monta el eléctrico BMW i3), frente a las 235 que se usan a nivel estándar. El motor no es otro que el tricilíndrico 1.0 EcoBoost de 125 caballos, con el bloque realizado íntegramente en aluminio.


Por costes, el  Lightweight Concept no va a llegar a salir de una cadena de montaje tal cual, pero si se logra ajustar el precio, algunas soluciones podrían transplantarse en poco tiempo.