Accidente-sin-itv
¿Qué pasa si tienes un accidente con la ITV negativa, desfavorable o caducada?
Sut monaco grand p 1610048
Hamilton, positivo tras los Libres de Mónaco: “Estamos mejor que hace un año”
Ford-f-150 raptor-2019-1600-02
Ford F-150 Raptor 2018: Listo para la acción
Sut spanish grand  1597654
Pirelli baraja renombrar sus neumáticos para 2019
428820
¿Quieres probar un Volvo? Amazon te lo lleva a la puerta de tu casa

Un Tesla Model 3 y un BMW M3, juntos en el circuito

Durante los próximos minutos seremos testigos del comportamiento en una pista de competición del modelo más asequible firmado por la compañía californiana. No lo hará solo ya que su guardaespaldas es todo un seis cilindros en línea procedente de Alemania.

M3

Todos sabemos que uno de los fuertes de los coches eléctricos es la aceleración desde parado. Su elevado par motor está disponible desde el inicio de la marcha y este se mantiene durante un buen rango de revoluciones, permitiendo a este tipo de vehículos ser extremadamente rápidos y muy difíciles de alcanzar en los primeros metros.

Uno de los coches que encaja con esta descripción es el Tesla Model 3, es decir, el modelo más asequible dentro de la gama ofrecida por la firma californiana. Con unas dimensiones reducidas en comparación a su hermano mayor, el Model S, el pequeño Tesla ofrece unas prestaciones muy respetables ya que promete una aceleración en su versión de rango extendido de 5,1 segundos a los 96 km/h (60 mph).

Sin embargo, ya tocaba descubrir su comportamiento real en un escenario completamente alejado de su zona de confort, el circuito. Para ello, los chicos de los siguientes vídeos se han trasladado hasta el circuito Mid-Ohio ubicado en la localidad de Lexington, Ohio (Estados Unidos), para comprobar a lo largo de sus 3,86 kilómetros el comportamiento del modelo eléctrico.

En el primero de ellos veremos cómo trascurre la acción desde el interior del propio Model 3. Obviamente, el sonido del motor no tiene protagonismo, en cambio el del viento sí. De la descripción del mismo podemos extraer información valiosa como que va equipado con unos neumáticos Michelin Pilot Sport 4S y que su comportamiento es bueno con reacciones neutrales. Sin embargo, parece ser que las pastillas de freno no están hechas para este tipo de conducción.

El segundo, por su parte, tiene algo más de emoción ya que la cámara se sitúa en el interior de un BMW M3 F80. Este, como es lógico, emite un sonido completamente distinto, alegre a nuestros oídos, y a pesar de no ir al límite, podemos apreciar como el Tesla circula a buen ritmo.