Conduciendo furgoneta
Las 8 infracciones que más cometen los conductores de furgonetas
Fa 1
Los planes de Fernando Alonso en la nueva Fórmula Renault
Tarraco led
¿Cómo funcionan y qué ventajas aportan los faros led? Te lo explicamos
Alonso drivers parade 2018 1
Brawn: “Alonso no ha ganado tanto como se merecía”
Jeep-on-busted-road
El Jeep anti-terremotos está en Estados Unidos y su dueño nos demuestra sus habilidades

Una mujer atrapada por la nieve escapa por los pelos de la embestida de un camión

Las fuertes nevadas que han asolado Estados Unidos este invierno han dejado numerosas escenas de apuros en la carretera pero sin duda esta se lleva la palma.

Mujer-salto-camion-nieve

Sucedió hace exactamente un mes en Missouri, Estados Unidos, y más concretamente en una de las vías principales del estado, la I-44. Un fuerte temporal de frío y nieve dejó la autopista literalmente congelada y los vehículos no tardaron en verse atrapados, incluido el Hyundai Sonata de la mujer que protagoniza esta historia.

Ella todavía no lo sabía, pero se había detenido en el peor sitio posible, justo detrás de un camión al que acababa de alcanzar por detrás y sin margen de maniobra alguno. Con el frontal de su vehículo destrozado por el impacto y el susto todavía en el cuerpo, Caroline –que es como se llama esta heroína– no sospechaba que lo peor todavía estaba por venir. De repente, otro camión de gran tonelaje se acerca por detrás, totalmente descontrolado y directo hacia su posición. En décimas de segundo, nuestra protagonista decide jugársela y cómo si estuviera en una súper producción de Hollywood, abandona su vehículo instantes antes de que el trailer termine impactando contra el mismo.

En palabras de Caroline, sencillamente pensó que "iba a morir" y reaccionó de la forma más natural y a la vez más valiente. "Estaba enviando un mensaje a mi novio cuando levanté la mirada y vi que el camión venía directamente hacia mi, hacia la puerta del conductor. Fue la experiencia más aterradora que he vivido en mi vida", aseguró a KY3.

Sin duda el audaz salto de Caroline le salvó de un grave accidente, aunque también expuso su integridad física de una forma tremenda, mucho más grave que si hubiera decidido quedarse en el vehículo que –por cierto– es lo que recomienda tráfico en tales circunstancias. Ella hizo lo contrario pero su agilidad y su la fortuna jugaron de su lado algo que celebramos enormemente. Es sin duda la escena más escalofriante que recordamos haber visto en mucho tiempo y sabemos que es real porque el coche no explota en el último impacto, si no hubiéramos jurado que las imágenes provenían del rodaje de Fast & Furious.