Opel-astra-facelift-009
Opel Astra 2019: Restyling a la francesa
Horarios mundial
La Fórmula 1 cambia horarios por el fútbol… ¡pero lo peor podría llegar en Austria!
Alonso le mans victoria 2018 1
Las 10 claves de la victoria de Fernando Alonso en Le Mans
Red bull honda
Red Bull y Honda, trayectorias opuestas y ahora un objetivo común
Bmw-m4-gts-extreme-011
BMW M4 GTS Extreme Aero Kit: Licencia de vuelo obtenida

Volkswagen USA despliega una red de cargadores superior a la de Tesla

La división norteamericana de Volkswagen ha puesto en marcha uno de sus proyectos más ambiciosos, la red de recarga más extensa de Estados Unidos y sí, incluye supercargadores.

Vw-e-golf-recarga

Volkswagen continúa destinando importantes recursos a demostrar que se ha olvidado definitivamente del diésel y que su apuesta por el automóvil eléctrico es firme. Tanto es así que su división norteamericana acaba de aprobado la instalación de miles de puntos de recarga en Estados Unidos, una red en la que ya trabaja la compañía Electrify America y que continuará expendiéndose al menos, durante los próximos diez años.

Tal y como han podido saber nuestros compañeros de Car and Driver USA, Volkswagen instalará en este país 2.800 puntos de carga rápida nivel 2, capacitados para recuperar unos 40 kilómetros de autonomía a la hora, así como 2.000 supercargadores de nivel 3 similares a los de Tesla y que por tanto, permitirán cargas superiores a los 200 kilómetros de autonomía en periodos próximos a los 20 minutos.

Los primeros se ubicarán en núcleos urbanos, especialmente en zonas comerciales o especialmente concurridas, mientras que los segundos se situarán en las carreteras interestatales para permitir largos desplazamientos internos.

Los puntos de recarga de Volkswagen no serán exclusivos para los modelos de la marca o del grupo alemán, sino que los Nissan Leaf, Kia Soul EV o Jaguar i-Pace también podrán beneficiarse de ellos. Electrify America está recurriendo a la empresa tecnológica Greenlots para incluir un sistema de monitorización que permita a los usuarios conocer el funcionamiento del cargador en cada momento, aunque también dejará en manos de Volkswagen la capacidad de gestionar la velocidad de las recargas y sus precios, en función del usuario o tipo de coche que se conecte a la red.

Aunque el plan de instalación todavía no está cerrado, el objetivo es que la mayoría de los puntos estén disponibles en junio de 2019 y la operación global está valorada en unos 2.000 millones de dólares.