Sin titulo
Así ha quedado este McLaren Senna tras un aparatoso accidente
Sut italian grand  1523855
Monza, en busca de 100 millones de euros para mantener la Fórmula 1
181111 gfp 125829
Al volante del Audi A1 Sportback 2019: Apuesta por la deportividad
Kubica-vettel
Vettel sobre el regreso de Kubica: “Tengo sentimientos encontrados”
Ayudas-coches-ecologicos
La Comunidad de Madrid ya ofrece hasta 5.500 euros en ayudas para comprar vehículos ecológicos

Uno de los pocos Volkswagen XL1 matriculados está en venta, ¡y a qué precio!

Es uno de los modelos más exclusivos y también más futuristas de Volkswagen, un híbrido de línea deportiva que no causó la revolución que pretendía pero cuyo valor supera los 100.000 euros. O eso parece...

Vw-xl1-venta-1

A principios de los años 2000 Volkswagen se embarcó en una aventura: diseñar y producir un coche que se bastara con un litro de combustible para recorrer 100 kilómetros. Tras desestimar varios conceptos, en la casa de Wolfsburgo apostaron un por este VW XL1, un biplaza cuya carrocería, realizada casi íntegramente en CFRP –plástico reforzado de fibra de carbono–, sólo se levantaba sólo 1,15 metros del suelo y prescindía hasta de los espejos retrovisores a cambio de unas cámaras de visión trasera, para ser especialmente aerodinámico.

Dada su compleja arquitectura y sus problemas para homologarlo en diferentes mercados europeos, la casa alemana sólo produjo 250 unidades de este modelo, provisto de un motor Diesel –sí has leído bien– de sólo dos cilindros y 0.8 litros que apoyado en otro eléctrico alcanzaba los 69 caballos de potencia y con el que este singular ‘deportivo’ lograba circular a 160 km/h de velocidad máxima con un gasto medio en régimen mixto homologado de, ¿adivinan? 0,9 litros a los 100 kilómetros.

El conjunto híbrido TDI del XL1 incorporaba un cambio DSG de siete marchas de lo más efectivo.

Sin duda, este Volkswagen XL1 no logró provocar la revolución que pretendía, pero sí quedó en la historia como uno de los Volkswagen más icónicos de los últimos años hasta el punto de que mientras sus escasas unidades comercializadas en su día no superaron los 80.000 euros, ahora esta primera unidad que encontramos a la venta en Reino Unido se ofrece por 99.000 libras, unos 111.500 euros al cambio actual. 

Como podéis comprobar vosotros mismos, se trata de un XL1 pintado en color Metallic Oryx White, el más representativo de este modelo y con un interior con tapicería bitono igualmente cuidado. De hecho, sólo ha recorrido 10 millas, es decir, unos 16 kilómetros y ahora sólo falta que la prohibición del Diesel en ciudades como Londres, prevista para los próximos años, no se lo lleve por delante. Desde luego, con unas emisiones de C02 tan excelentes como las que presenta –21 gramos/kilómetro– no dejaría de ser cuanto menos, irónico.