Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

VW Golf R32 V10 VS. BMW M3 V10: El siniestro de los 2.000 CV

Nunca es plato de buen gusto ver a dos conductores imprudentes competir en carretera abierta, pero si encima lo hacen con dos deportivos a cada cual más trucado, la situación se vuelve tan peligrosa que sólo podía acabar de una forma.

Lo que viene a continuación es lo más parecido a la versión kosovar de 'Fast & Furious' pero con una diferencia importante: esto es la vida real y no una película. Efectivamente, estamos en algún lugar indeterminado de Kosovo donde dos auténticos descerebrados y sus amigos se han reunido para asistir a una carrera ilegal con dos máquinas absolutamente trucadas.

Según cuentan en GT Speed, de un lado tenemos a un Volkswagen Golf R32 al que su motor V6 de 3.2 litros le ha sido sustraído para adaptar el V10 biturbo de un Audi RS6 modificado hasta alcanzar los 1.300 caballos. Sí, hablamos de una potencia absolutamente impropia para este vehículo pero es que del otro lado tenemos un BMW M3 todavía más veterano y con un motor igualmente poderoso, el V10 del M5 E60 que además, cuenta con un sistema de inyección modificado conácido nitroso por lo que su potencia máxima no debería de ser muy inferior a la del Golf.

A lomos de estos dos viejos rockeros convertidos en unos hypercars encubiertos, los dos imprudentes conductores llegan al final de un tramo de autovía en obras y justo cuando la carretera les da acceso a los dos carriles se inicia la carrera, por cierto, con parte de su grupo de amigos viéndolos desde el mismo arcén –como lo oyen–. El BMW parece salir un poco mejor, pero después el Golf 'se lo pasa por la piedra' como se acostumbra a decir en el argot. Lo peor de todo, el grave accidente que termina sufriendo el conductor del BMW tras perder la trasera del coche en plena recta. Por suerte, el Volkswagen ya estaba lo suficientemente lejos entonces y además, el M3 estaba equipado con unas barras anti-vuelco que salvaron la vida del conductor. Con todo y eso, el golpe no deja de ser espeluznante como lamentable.