Ford-mustang bullitt kona blue-2019-1600-01
Ford Mustang Bullit Kona Blue: Exclusividad con fines benéficos
Toyota 8 silverstone 2018 1
El Toyota de Alonso se impone en las 6 horas de Silverstone
Sut rally deutschl 1659472
Tanak corona su gran actuación ganando el Rally de Alemania el día 4
Button alonso mclaren 1
Button responde a los comentarios de Alonso sobre la previsibilidad de la Fórmula 1
140c31d8-bugatti-divo-teaser-
Bugatti Divo: Anticipando su silueta

El BMW 507 de John Surtees protagonizará una subasta millonaria en Goodwood

Es una joya de la automoción y perteneció nada más y nada menos que al único campeón del mundo de Motociclismo y Fórmula 1, el gran Surtees. ¿Su valor? Tan elevado como puedes imaginar…

Bmw-507-surtees-01

John Surtees, una de las grandes leyendas del deporte de motor no sólo tenía un don especial para conducir, ya fueran máquinas de dos o cuatro ruedas, también demostró un gusto excelente a la hora de elegirlas. En 1957 adquirió este BMW 507, poco después de proclamarse campeón del mundo de motociclismo en la categoría de 500 cc, y ahora es uno de los clásicos más reputados de la marca alemana.

El BMW 507 de John Surtees descansó en su garaje privado hasta que el pasado año por estas fechas el campeón se despidiera de todos nosotros. Ahora, Bonhams está decidida a sacarlo a subasta durante el próximo Festival of Speed de Goodwood, es decir el día 13 de julio, y agárrense porque su valor estimado es de nada menos que 2,3 millones de euros.

El precio es astronómico sí, pero a diferencia de otros modelos en éste está más que ‘justificado’ si tenemos en cuenta que el 507 que estás viendo era el coche habitual de Surtees, un modelo que pudo conducir en Hockenheim desde los primeros instantes de su desarrollo y que finalmente, terminó regalándole el conde Domenico Agusta, propietario de MV-Agusta, marca para la que Surtees logró varios títulos mundiales.

Por si todo esto fuera poco, esta unidad del BMW 507 es especial a nivel mecánico pues incorpora dos carburadores de doble cuerpo Zenith 36 –en lugar de los 32 de serie– a petición del propio campeón británico quien, al poco de adquirirlo, habló con BMW para que aumentaran el rendimiento de su vehículo.

El motor en cuestión es un V8 de 3.2 litros que –de serie– desarrollaba 150 CV y era alcanzar una velocidad punta de 217 km/h. Estamos por tanto ante una máquina emblemática, de altas prestaciones y con un propietario ilustre. En veranos sabremos cual es su próximo dueño y cuánto le cuesta acogerla en su garaje.