Honda-CRV-2019
Al volante del Honda CR-V 2019: El guerrero está de vuelta
Alonso q alemania 2018 1
Alonso, 11º: “Salimos en la pole del grupo medio”
Collage tecnica alemania-2
Galería técnica del Gran Premio de Alemania: Parafina a litros
Gettyimages-1003033234
Sainz, 8º: “Hemos ido de menos a más”
Aceite-coche1
Cambio de aceite en el coche: ¿Cuál elegir?

El Ferrari Testarossa al que Michael Jackson hizo famoso se vende

El rey del pop –y de las compras compulsivas– protagonizó un anuncio de Pepsi en los 80 a lomos de este Ferrari, toda una pieza de colección a día de hoy aunque en este caso nunca llegara a ser de su propiedad.

Ferrari-testarosa-jackson-1

En plena década de los 80 el automóvil por excelencia era el Ferrari Testarossa y en el panorama de la música sucedía lo mismo con Michael Jackson, el denominado rey del pop. Pepsi decidió reunirlos para uno de sus spots más recordados, titulado ‘The Chase’ y publicado en 1987.

Mientras suena la canción de ‘Bad’, Jackson huye despavorido de una legión de fans a lomos de su Testarossa negro, uno de los pocos descapotables producidos por la marca del cavallino. Bien, como podrán sospechar, el automóvil en cuestión ha alcanzado un precio de auténtico escándalo primero porque ya de por si la cotización del Testarossa Spider es elevada.

Si a esto le añadimos que hablamos de una unidad en perfecto estado, con sólo 28.000 kilómetros en su marcador y con los asientos de cuero en los que el mismísimo Michael Jackson estuvo sentado, tenemos como resultado un importe de verdadero vértigo: 799.900 dólares, es decir, unos 675.000 euros al cambio.

Por supuesto, como sucede con las joyas de colección que persiguen los más mitómanos, no es la primera vez que el Testarossa de Michael Jackson sale a subasta aunque se cree que el cantante no ha sido ninguno de sus propietarios. Lo único seguro es que su precio no ha dejado de ascender y que a nivel mecánico también se encuentra en perfecto estado. Su V12 de 4.9 litros sigue entregando 380 caballos, una potencia que le permite pasar de 0 a 100 km/h en 5,8 segundos y alcanzar una velocidad punta de 290 km/h.

Sin duda, estamos ante uno de los regalos de Navidad por los que mataría cualquier fan de la década de los 80 aunque si finalmente te decides por una riñodera, un walkman o un Casio con botones, también te pondrá buena cara y te ahorrarás un buen dinero.