venta coches
¿Es legal prohibir la venta de coches de combustión en 2040? La UE tiene dudas
Sophia forsch portada
Conoce a Sophia Florsch
Accidente baja
Se libra por centímetros de chocar de frente contra un coche particular en la Baja 1.000
Tatiana formula e
El test femenino de la Fórmula E ya conoce a sus integrantes
V.electrico fondo alta rgb 2017
Un punto de carga cada 100 km: Llega ‘el plan más ambicioso para la movilidad eléctrica’

El último ‘juguete’ de la Policía de Dubái es una moto voladora

Conocido por ser uno de los cuerpos con la mayor y más espectacular flota de vehículos patrulla del mundo, la Policía de Dubái acaba de adquirir una nueva herramienta capaz de sobrevolar las calles y de acceder a los rincones más enrevesados.

Sin titulo

Sabemos que algunos cuerpos de policía de las capitales más importantes del mundo son la envidia de muchos debido al tipo de vehículos que utilizan como coche patrulla. Quizás de entre todos los que conocemos, el de Dubái se lleve la palma ya sea por sus Bugatti Veyron, Lexus RC F, BMW i8 o Porsche 918 Spyder, entre muchos otros.

Pues bien, olvidar por un momento ese escenario de supercars de altísimas prestaciones y pensar en algo completamente diferente cuyo habitad natural no es la carretera sino el aire. Parece ser que la Policía de Dubái ha tenido muy en cuenta el prototipo que os mostramos recientemente de Kalashnikov y ha decidido adquirir su propia moto voladora a modo de vehículo patrulla.

Probablemente sea lo más surrealista que hemos visto en los últimos tiempos pero es tan real como la vida misma y prueba de ello es el vídeo que ha subido el fabricante Hoverbike de su innovadora y espectacular moto voladora con un policía a sus mandos.

Lo podemos considerar como una mezcla entre drone, moto y helicóptero. Puede ascender hasta una altura de hasta 5 metros y alcanzar una velocidad máxima de 70 kilómetros/hora. Además, soporta 300 kilos de carga y su autonomía le permite operar aproximadamente 25 minutos.

Por último, diremos que permite su manejo a través de control remoto hasta una distancia nada menos que de seis kilómetros. Asimismo, cuenta con varias cámaras y sensores que permiten el reconocimiento facial y objetos sospechosos. Sin duda, el ‘juguete’ definitivo para las fuerzas policiales.