Diesel-impuesto
El impuesto al diésel supondrá 3,3 euros más al mes para el conductor medio
Verstappen
Verstappen: “Alonso no era una opción para 2019”
Peugeot-elegendapertura
Peugeot e-Legend Concept: Eléctrico y con un encantador toque retro
Vandoorne
Vandoorne: “He estado en McLaren los dos peores años de su historia”
Incendio-nordschlefe-porsche-911
El fuego arrasa a este Porsche 911 GT3 en Nordschleife

Este Porsche 918 Spyder accidentado pide auxilio en una subasta para valientes

Una de las 918 unidades del Porsche más avanzado y efectivo de todos los tiempos acaba de salir a subasta. Problema: está destrozada. Solución: una reparación presupuestada en algo más de 530.000 euros.

Cualquier coche con la mitad de daños que los que presenta este Porsche 918 Spyder accidentado tendría un destino muy claro: el desguace. Sin embargo, teniendo en cuenta que hablamos de un deportivo único, con una más que presumible cotización al alza en el futuro, estamos convencidos de saldrá adelante.

De momento ya busca dueño en una subasta que ha puesto en marcha Copart y en la que la última puja reflejada alcanza los 105.000 dólares. Sí, el amasijo de hierros que estás viendo cuesta algo más de 93.000 euros en estos momentos y eso que se estima que para su reparación será necesario invertir más de 600.000 dólares, unos 533.500 euros al cambio.

Recordemos que el precio de venta al público de este Porsche 918 Spyder rondaba los 800.000 euros –dependiendo de cada mercado– pero se agotó a los pocos meses de ponerse a la venta de modo que hablamos ya de un modelo único, la unidad número 830 de las 918 producidas. Además, sólo había recorrido 148 kilómetros antes de que su conductor perdiera el control y terminara protagonizando un grave accidente que le ha llevado a querer deshacerse de él.

Entre los carísimos repuestos de este 918 Spyder que su futuro propietario tendrá que reemplazar nos encontramos con el frontal completo, valorado en 10.089 euros, los frenos carbocerámicos, casi 8.000 euros por unidad o la transmisión, valorada en unos 62.000 euros. Para su consuelo, cabe recordar que hace poco asistimos a una reparación todavía más costosa, la de un Ferrari Enzo que terminó partido por la mitad y tras un intenso trabajo de restauración fue vendido a la poster por 1,57 millones de euros. En el caso del Porsche, al menos su comprador tendrá donde sentarse, los preciosos bacquets de carbono cuestan 8.600 euros y están en perfecto estado.