Audi-rs-q3-portada
Los 400 CV del Audi RS Q3 2018 ya prueban el asfalto de Nürburgring
Sut french grand p 1632194
Sainz, ¿más cerca de McLaren con la marcha de Alonso?
Land-of-land-rovers-portada
Así es el viaje de Land Rover por el Himalaya en su 70 cumpleaños
Sut indianapolis 5 1485405
La IndyCar abre sus puertas a Fernando Alonso
Dodge-challenger-hellcat-redeye-portada
Dodge Challenger Hellcat Redeye: 808 CV para quemar el asfalto

Gibbs Biski: Esta scooter que se transforma en moto de agua es el invento del verano

Te estarás preguntando que cómo no se nos había ocurrido antes pero en realidad, los chicos de Gibbs llevan desde 2015 desarrollando su moto anfibia. Finalmente, estará disponible este año.

Moto-agua-scooter-home

Imagínate una máquina ágil, llamativa y económica con la que moverte en verano por cualquier zona de playa. Seguro que tienes en mente una moto y, si antepones el confort y la maniobrabilidad a cualquier otro aspecto, una scooter. Bien, pues ahora imagínate que esta misma máquina te permitiera adentrarte en el mar para disfrutar de cualquier travesía veraniega, lo que tú quieres llevar este verano es el ¡Gibbs Biski!

Gibbs es una modesta compañía que lleva tiempo desarrollando la moto anfibia y finalmente, lo ha conseguido. El resultado es una scooter capaz de transformarse en moto de agua para que disfrutes de sus prestaciones en cualquier superficie.

Datada de un motor bicilindrico de gasolina con 55 caballos de potencia, circula por el asfalto a velocidades de hasta 128 km/h, pero lo mejor de todo es que en el agua puede hacer lo propio hasta los 60 km/h, una velocidad más que apropiada para disfrutar de lo lindo y también para desplazarte a cualquier cala escondida.

Una de las claves para alcanzar estas prestaciones es su construcción ligera, el Biski incluye diferentes elementos de fibra de carbono que le permiten frenar la báscula en los 226 kilos y eso que alcanza los 2,34 metros de largo y su distancia entre ejes es de 1,79 metros. Además, equipa elementos como una suspensión retráctil, frenos de disco en ambos ejes o doble salida de escape deportiva. 

Por otro lado, el equipamiento incluye iluminación para la carretera y la navegación, asiento para conductor y pasajero y un depósito con 20 litros de capacidad que garantiza una buena autonomía. Todo por unos 40.000 dólares, unos 32.200 euros al cambio por uno de esos caprichos que son verdaderamente únicos.