Diesel-impuesto
El impuesto al diésel supondrá 3,3 euros más al mes para el conductor medio
Verstappen
Verstappen: “Alonso no era una opción para 2019”
Peugeot-elegendapertura
Peugeot e-Legend Concept: Eléctrico y con un encantador toque retro
Vandoorne
Vandoorne: “He estado en McLaren los dos peores años de su historia”
Incendio-nordschlefe-porsche-911
El fuego arrasa a este Porsche 911 GT3 en Nordschleife

Hacienda subasta dos Ferrari regalados al rey Juan Carlos

El primer ministro de Emiratos Árabes Unidos ofreció al monarca una pareja de FF después de acudir al Gran Premio de F1 de Abu Dabi en 2011. Ninguno de ellos se ha usado nunca.

Uno de ellos, matriculado en 2012, es gris plateado y el otro, con placas de 2015, negro.

El Boletín Oficial del Estado anunció este jueves que el Ministerio de Hacienda sacará a subasta el próximo 6 de noviembre dos Ferrari que el Gobierno de Emiratos Árabes Unidos obsequió al rey Juan Carlos en 2011. Ambos se ofrecerán por un valor conjunto de 695.000 euros -casi 350.000 euros cada uno- y se admitirán pujas hasta el día 30 de octubre.

Los dos son Ferrari FF, uno de color gris plateado con matrícula 8402 HMH y el otro de color negro con matrícula 0529 JHZ. El primero exigirá un aporte mínimo de 17.500 euros para poder optar a su compra y el segundo, 17.250 euros. Quienes se interesen por ellos tendrán la posibilidad de observarlos en persona en la sede del Parque Móvil del Estado, en la madrileña calle de Cea Bermúdez, entre el 19 y el 23 de este mes de octubre.

Don Juan Carlos nunca ha usado ninguno de estos Ferrari. Fueron un regalo del primer ministro de Emiratos Árabes Unidos y jeque de Dubái Mohamed bin Rashid Al Maktum tras la asistencia del rey al Gran Premio de Fórmula 1 de Abu Dabi en noviembre de 2011. A finales de ese año, la Casa Real los cedió al Patrimono Real, pero pasaron meses hasta que este órgano se hizo cargo.

Tan solo uno, el gris plateado, se matriculó y se aseguró en junio de 2012. A pesar de ello, se mantuvo guardado en el Museo de la Guardia Real. El segundo se quedó parado en el garaje del Palacio de la Zarzuela. El montante recaudado en la subasta se embolsará en las arcas del Estado.