radar movil
De récord: Un radar móvil pone 500 multas en 3 horas
Rueda de prensa gp francia pilotos 2018 1
Las frases más destacadas de la rueda de prensa de pilotos de Francia
Skoda-octavia-mule-005
Skoda Octavia 2020: Nueva generación en camino
Sut 2018 24 hours  1626897
Alonso: “Le Mans es impredecible, algo que ha perdido la F1”
Rimac C_Two
Porsche reafirma su apuesta por la tecnología eléctrica y compra el 10% de Rimac

Las 5 mejores carreteras de Europa al volante del Mazda MX-5

Están considerados como los cinco mejores puertos de montaña de nuestro continente, para algunos, los más 'salvajes' para nosotros los que encierran las carreteras más divertidas. Nos las hemos recorrido todas en una ruta con el nuevo MX-5 que nos ha dejado momentos inolvidables.

Conducir en los Alpes suele ser una experiencia excitante de por sí, pero si lo haces a los mandos del Mazda MX-5 y eligiendo expresamente las cinco carreteras de montaña más espectaculares de Europa, la cosa toma un carácter que roza los lujurioso para cualquier aficionado al automóvil.

Empiezo mi periplo de puertos en el mítico Col del Turini, famoso por el Rally de Montecarlo y también para los entusiastas del ciclismo. Mi Mazda MX-5 de color Ceramic Metallic parece hecho para estas vías y su manejo es tan preciso, sencillo y natural que parece una extensión de mi ser, por lo que puedo concentrarme en lo que toca, que no es otra cosa que disfrutar de la conducción, sin más preocupaciones que sacar el máximo partido de su excepcional comportamiento.

Cuando consigo coronar el Turini fijo mi nuevo objetivo: el puerto de Furka, a 500 kilómetros, lo que me permite poner a prueba el MX-5 en otro tipo de carreteras de larga distancia. Después de dejar atrás Génova, Milán y los espectaculares lagos de Como y Lugano llego a la frontera suiza, justo para descansar de este primer día y preparar mi segundo trayecto, esta vez en tierras suizas. Antes del amanecer me pongo en marcha en dirección a Gletsch, donde comienza el puerto de Furka. En su excepcional trazado, con un firme excelente, se filmaron algunas escenas de 'Goldfinger'. En el aparcamiento para visitar la turística gruta de hielo me encuentro con otros dos MX-5, uno de segunda generación y otro de la tercera. Los conductores del roadster de Mazda saben cómo disfrutar.

Mi siguiente destino es el puerto de Flüela, a 170 kilómetros del punto  donde acabo de finalizar el de Furka, por una carretera de doble carril. Al atardecer llego a Davos, la ciudad más alta de Europa, aunque un festival de jazz, cerveza y salchichas no me deja dormir y al amanecer me pongo rumbo a Flüela. El firme es tan bueno como el de Furka, con curvas muy abiertas seguidas de secuencias de dos o tres horquillas, hasta llegar al lago Schottensee que, a 2.383 metros, marca la cima. Inicio el descenso y mi siguiente objetivo es el punto más alto de este viaje, el puerto italiano de Stelvio.

TERRITORIO 'TOP GEAR'

Ésta era la carretera favortia de los protagonismas del programa británico pero también es casi una peregrinación obligatoria para los amantes de las dos y las cuatro ruedas. Un consejo: para disfrutar de este trazado es mejor madrugar mucho, porque la aglomeración de coches, motos y bicicletas es otra prueba para los nervios.
Consigo recorrer el exigente Stelvio y ahora tengo 300 kilómetros por delante para llegar a la pequeña ciudad de Fusch, después de dejar atrás Bolzano e Innsbruck. En esta localidad comienza la carretera Grossglockner, de peaje, plagada de restaurantes y hoteles con temas del automóvil. La ruta está llena de huecos para adelantar y larguísimas curvas para aprovechar al máximo mi MX-5. Después de este periplo, otra recomendación: si tuvieses que elegir sólo uno de estos caminos, quédate con el de Grossglockner.

EN DETALLE

Puerto de Flüela (Suiza)

A lo largo de 28 kilómetros y 37 curvas, desde Davos hasta Suzch, se puede disfrutar de este espectacular puerto típicamente alpino que asciende hasta los 2.383 metros. En invierno permanece cerrado por lo que es mucho mejor acercarse por aquí en primavera, aunque si no puedes recorrerlo queda la alternativa del túnel de Verina, que permite mantener las comunicaciones en la región cuando la nieve cubre toda esta preciosa comarca.

Puerto de Stelvio (Italia)

Es el segundo puerto más alto de Europa y llega hasta los 2.757 metros, de Bormio a Trafoi. Sus 25 kilómetros con 48 horquillas se suelen abrir de junio a septiembre y en esos meses hay que madrugar para disfrutar de su espectacular trazado, dada la gran cantidad de aficionados que acuden.

Col del Turini (Francia)

Es uno de los puertos más famosos del mundo, tanto para los aficionados al automóvil como al ciclismo. Sus 24 kilómetros y 34 horquillas van de Sospel a La Bollène-Vésubie. Sólo asciende hasta los 1.607 metros pero su recorrido es realmente espectacular y está abierto casi todo el año.

Grossglockner (Austria)

Es la única carretera de peaje de este reportaje pero merece la pena pagar los 34,50 euros que cuesta por disfrutar de las magníficas vistas de este trazado que se terminó en 1935. Va de Fusch a Heiligenblut con un total de 48 kilómetros y 36 curvas. Sus curvas son exigentes y tiene poco tráfico, para disfrutar con calma del Mazda MX-5, aunque hay que tener cuidado con las marmotas que se cruzan en la ruta y dan el toqe ‘exótico’ a esta carretera.