Motos-gp-f1-bahrein
Pero, ¡qué clase de ‘motos de asistencia’ tiene el circuito Bahréin!
Sut chinese grand  1587111
Los neumáticos, el dolor de cabeza de Mercedes en el inicio de temporada
Sin titulo
El Ford Mustang Boss 429, el Boss 302 y el Match 1 vuelven a nacer
Sut chinese grand  1587310
Sainz: “Hülkenberg tiene pequeños trucos”
Gjg 8598
Probamos el Ford Fiesta 1.5 TDCI 120 CV: El niño que se hizo hombre

Este es el primer prototipo del Shelby Mustang GT350 de 1966 y será subastado próximamente

Si buscas un coche especial probablemente este Shelby del año 66 sea el coche que estás buscando. Cuenta con un techo de vinilo único en este ejemplar, un motor V8 small block y una apariencia como recién salido de fábrica.

1966-shelby-gt350-prototype-

Para todos los aficionados a las cuatro ruedas en general y a los muscle cars en particular, el hecho de tener un Shelby se convierte en algo especial y más cuando se trata de un ejemplar único y trascendente como este GT350 de 1966.

Decimos que estamos ante un coche muy especial debido a que se trata del primer prototipo construido y a su vez, un modelo de preproducción. Anteriormente, el fabricante norteamericano había desechado otros prototipos que no llegaron a convencer del todo pero con este ejemplar todo fue diferente. 

Con número de chasis SFM6S001, este Shelby se ha utilizado en numerosas ocasiones como un coche de muestra expuesto en distintos concesionarios de la costa oeste de los Estados Unidos y participó en varios actos promocionales. En 1968 llegó a manos de su primer propietario, quien lo vendió años más tarde a un residente de Oakland, California, donde permaneció hasta 2004. Siete años después fue sometido a una completa restauración, lo que propició una invitación al Concours d’Elegance de Pebble Beach en 2015.

Debajo de la carrocería pintada en color blanco con las típicas rayas en color azul y un peculiar techo de vinilo en un tono azul claro, se esconde un V8 Windsor 289 (4.7 litros) que originalmente entregaba 275 caballos pero que gracias a unos colectores especiales tanto en el escape como en la admisión, fabricado en aluminio, y a un carburador de mayores dimensiones, la potencia aumentó hasta los 310 caballos a 6.000 revoluciones. La encargada de transmitir toda esa fuerza a las ruedas traseras es una transmisión manual T10 de cuatro relaciones.

El coche será subastado en el mes de enero durante la Barrett-Jackson de Scottsdale por un precio con reserva, que aún no se ha anunciado.