Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Vuelta a España en Alfa Romeo

Entre el 24 de junio y el 3 de julio de 2011, el Registro Italiano Alfa Romeo en colaboración con el Club Alfa Romeo España organizó la Vuelta a España en Alfa Romeo.

100 años de historia dan para mucho y, al paso de los Alfa Romeo, los aficionados tuvieron una oportunidad única para admirar clásicos de altísimo nivel.

Los participantes, procedentes de Italia en su mayor parte, trajeron consigo auténticas joyas de la marca. Preciosos modelos desde los años 20 hasta los 70, clásicos de muy alto nivel que causaron enorme sensación al paso de la caravana.

No sería justo destacar alguno de ellos porque había piezas de extraordinario valor, pero en conjunto podríamos decir que lo más llamativo fue ver los Alfa de la primera mitad del Siglo XX. Obras de arte sobre ruedas, vestidas artesanalmente por los mejores carroceros de Italia y que en la época eran considerados entre los mejores y más exclusivos coches de lujo del mundo. Vistos con ojos de hoy en día, la fascinación que levantaban estos modelos sigue manteniéndose inalterada, y durante el recorrido estuvieron rodeados de curiosos y aficionados en cada parada. Muchos de ellos descubrieron seguramente con sorpresa el legado histórico de Alfa Romeo.

La Vuelta a España trascurrió por carreteras bien escojidas para disfrutar del paisaje y la conducción. La ruta partió de la sede española de Fiat en Alcalá de Henares y en varias etapas visitaron Sigüenza, Atienza, El Burgo de Osma, Santo Domingo de Silos, Peñafiel, Tordesillas, Salamanca, Guijuelo, Gredos, Toledo, Aranjuez, Chinchón, El Paular, Segovia, La Granja de San Ildefonso  y por supuesto Madrid. Un completo periplo por el centro de la península, acompañado por un calor sofocante durante toda la semana que no consiguió minar la fuerza de las mecánicas ni el ánimo de los cuerpos, bien cuidados en todo momento con gastronomía de primer nivel y descanso al final de cada jornada en la red de Paradores.