Nissan-destination-frontier-2019-7
Nissan Destination Frontier: El mejor amigo para la excursión del fin de semana
Collage monaco sabado
Las mejores imágenes del Gran Premio de Mónaco - Sábado
Seat-tarraco-prueba-portada
Prueba Seat Tarraco 2.0 TDI 190 4Drive: Es otra historia
Leclerc monaco q 2019 1
Ferrari admite que cometió un error de cálculo con Leclerc
Star-wars-accesorios-coche
Orgullo Friki: Star Wars tiene todos estos accesorios para tu coche

Bernie Ecclestone fue parte del auxilio a Force India

El ex mandatario de la F1 motivó a Lawrence Stroll para hacerse con el equipo y estuvo presente en las negociaciones posteriores.

Gettyimages-989117352

El ex jefe de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, se ha destapado como uno de los principales impulsadores para la compra de Force India por parte del consorcio de Lawrence Stroll. Después de entrar en concurso de acreedores a finales del mes de julio, el magnate canadiense –quien ayudó a desarrollar la marca de moda Tommy Hilfiger- acudió al rescate del equipo en estado de descomposición. Ahora, Ecclestone revela que después de entrar en la delicada situación administrativa, motivó a Stroll para salvar al equipo.

Creo que Lawrence es el mejor postor, aseguró Ecclestone a Forbes. “Lo va a comprar, estoy seguro. Estará solucionado en pocos días y no tengo duda de que todo estará correcto. Pasé toda la mañana con la gente en el negocio de Force India, añade.

Ecclestone se resiste a alejarse de la F1. Stroll ha sido uno de sus hombres de confianza en los negocios desde hace años, de hecho estuvo considerando comprar la F1 antes de ser vendida a Liberty Media. Además, el magnate británico también está ligado a John McCaw Jr, otra figura clave en el consorcio de ahora posee Force India. McCaw es uno de los cuatro hermanos que hizo fortuna vendiendo McCaw Cellular a AT & T. Su relación con Ecclestone se estrechó cuando le compró ocho históricos deportivos Ferrari a finales de los 90’.

Según informes que revela Forbes, Force India estuvo en el mercado durante meses debido a sus problemas financieros de sus accionistas. Curiosamente, el consorcio de Lawrence Stroll no pagó el precio inicial cuando la escudería fue puesta a la venta.