Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Daniel Ricciardo: “Sabía que me llevaría tiempo, pero…”

El piloto australiano se muestra decepcionado por su rendimiento en este comienzo de temporada, admitiendo que aun no tiene el coche por la mano.

Daniel ricciardo

No es habitual ver a un piloto del fondo del pelotón dar el salto a un vehículo mejor y ser constantemente más rápido, tal y como ha hecho este año Charles Leclerc, que ha cambiado Alfa Romeo por Ferrari, o mismamente en estos últimos test, cuando George Russell ha cambiado su Williams por nada menos que un Mercedes.

El cuento es muy diferente cuando un piloto cambia un vehículo rápido por otro más lento, menos refinado. En este caso, los pilotos necesitan un periodo de adaptación hasta que comienzan a entender el comportamiento del monoplaza. Es precisamente lo que le está ocurriendo a Daniel Ricciardo, que ha pasado de las bondades del chasis Red Bull a uno mucho menos competitivo como es el de Renault.

Sabía que me llevaría tiempo adaptarme, pero para mí, soñaba con subirme y ser competitivo desde la primera vuelta. No es un secreto que he dado un paso atrás en agarre y competitividad respecto al pasado año. Es algo que debo aprender de nuevo.”, aseguró Daniel Ricciardo.

El piloto australiano confesó que estaba pilotando mal. “He estado sobreconduciendo. Necesito paciencia. No era el plan superar a Nico, pero por ejemplo, la frenada, siendo honestos, no la tengo controlada. Me advirtieron que el coche era delicado en chasis y pianos. Creo que es un área que se puede mejorar, aunque Nico dice que es mucho mejor que el año pasado”, afirmó Ricciardo.

En palabras que a buen seguro no gustarán a Cyril Abiteboul, Ricciardo considera que el avance del motor no es gran cosa. Mejor que el de la pasada temporada, pero no mucho mejor, por lo que el fabricante francés sigue en un escalón inferior al de Ferrari y Mercedes.

Ricciardo se muestra optimista de cara a China, donde el equipo introducirá mejoras con casi toda seguridad, las cuales ayudarán, según el propio piloto, en la estabilidad de frenada, que es a su juicio de donde sale el tiempo en Fórmula 1, y al mismo tiempo, lo que más le está costando. “Soy optimista, hay mucho margen de mejora”, finalizó el ex piloto de Red Bull.