Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Dentro de la Fernando Alonso Collection: los trofeos

El centro de Exposiciones del Canal Isabel II de Madrid cuenta, desde el mes de diciembre, con todos los premios y trofeos que Fernando Alonso ha obtenido a lo largo de su ya dilatada carrera deportiva. Desde aquellos alcanzados en el karting nacional hasta su último podio en el mundial de Fórmula 1 el pasado noviembre en Brasil, pasando por categorías como la Fórmula 3000, todos están presentes para el disfrute de los visitantes de la Fernando Alonso Collection junto a los monoplazas que le han acompañado a lo largo de todos estos años y otra serie de objetos personales que ilustran una carrera llena de éxitos.

- Fernando Alonso posa con sus dos trofeos de campeón del mundo

Empezó siendo como un juego, un entretenimiento más para un niño de tres años al que su padre, desde muy temprana edad, le inculcó su afición por el automovilismo. Conforme pasaron los años, el pasatiempo se fue convirtiendo en una competición; y la competición, en un estilo de vida. De este modo inició Fernando Alonso su trayectoria deportiva en el mundo del automovilismo; y de ahí, hasta el referente deportivo que es hoy día. 

Dentro de la exposición bajo el nombre de Fernando Alonso Collection del piloto asturiano están presentes, como no podía ser de otra manera, los primeros galardones que obtuvo en las categorías del karting. Estos van desde el plano nacional hasta el internacional, y componen la primera parte de la visita. Están situados nada más bajar las escaleras que conducen al lugar donde Fernando desgrana toda su vida deportiva y en la cual la dureza y exigencia de sus inicios marcaron el porvenir de la misma. 

Dentro de la primera vitrina se halla una colección de trofeos entre los que destacan los tres campeonatos de España de karting de 1994, 1996 y 1997. También llama la atención el subcampeonato nacional de 1993, alcanzado con tan solo doce años de edad. Éstos presentan un diseño clásico, cuyo envoltorio es en su mayoría plateado, con algunos toques dorados en ciertas de las copas. En el plano continental resalta el subcampeonato de Europa de 1998 en la Fórmula-A, que preside otra serie de reconocimientos como los concedidos por el Ayuntamiento de Oviedo, otorgándole la categoría de mejor deportista juvenil del año en varias ocasiones. 

Trofeos de la época de karting de Fernando Alonso

En otro espacio aparte, encontramos el trofeo que le reconoce como campeón mundial junior de karts, logro que Fernando obtuvo en 1996 tras la prueba disputada en Genk, Belgica. Éste fue su primer gran triunfo internacional y, tal como se apunta en la propia exposición, contribuyó en gran medida a su futuro como piloto

Cerrada su etapa en el karting, Alonso dio el salto a los monoplazas en 1999, ingresando en el equipo de Adrián Campos de la Fórmula Nissan, competición que ganó en ese primer año tras cosechar nueve poles y seis victorias. El trofeo en cuestión, a pesar de tener un tamaño reducido, presenta uno de los diseños más atractivos dentro de la primera sección de la exhibición. De esta temporada se ha rescatado el premio de una de sus victorias, concretamente la lograda en Montmeló, y el cual destaca por encima de los trofeos que le acreditan como mejor deportista tanto juvenil como absoluto de la ciudad de Oviedo en aquel ejercicio. 

Avanzando en la visita del lugar, llegamos a la temporada 2000. En el inicio del nuevo siglo, Fernando participó en la Fórmula 3000, antesala de la F1, y que hoy correspondería a la GP2. De este año están presentes los galardones que consiguió el asturiano tras una victoria en el circuito de Spa y un segundo puesto en el trazado de Hungaroring. El diseño de éstos hace honor a la categoría a la que pertenecen, ya que éste se acerca a la elegancia propia de los de F1, además de contar con una presencia imponente. Como no podía ser de otro modo, los premios autonómicos como asturiano del mes o mejor deportista de su ciudad natal no faltan en este apartado. 

                                 

       Trofeo de campeón de la Fórmula Nissan de 1991   Trofeo de ganador en Spa-Francorchamps en la F3000

A continuación llegamos al año 2001, primera temporada del corredor español en el mundial de Fórmula 1. Dada la modestia de su Minardi, Alonso no pudo estar presente en ningún podio a lo largo del calendario, pero eso no impidió que el diario El Comercio le concediese el Premio al Deporte, presentándolo de forma original a modo de periódico bañado en plata. 

Tras un 2002 complicado para el asturiano, la siguiente temporada marcó el nacimiento de un extenso palmarés. En este ejercicio, el por entonces piloto de Renault ganó su primera carrera en F1, la cual tuvo lugar en Hungaroring. La peculiar forma del trofeo, que imita a un volante de la época, hace que llame la atención ya no sólo por lo que representa, sino también por su singularidad estilística. En esta vitrina también están presentes los otros tres trofeos correspondientes al resto de podios que el español cosechó por entonces, además de otros reconocimientos a nivel autonómico y nacional, como el Premio Infanta de España, representado en una pequeña copa plateada. 

En 2004 continuaron los podios, pero esta vez sin victoria. No obstante, la marcada diferencia de estilos en los cuatro galardones correspondientes a las ocasiones en las que Fernando pisó el podio capta por completo la atención del visitante. Desde la gran ensaladera de Melbourne, hasta el peculiar caballo del Gran Premio de Francia, todos cuentan con historias tan diferentes como sus formas. 

Llegados a 2005, basta contemplar el tamaño del estante, así como la gran variedad de trofeos que alberga, para comprender que ésta fue la temporada del primer título mundial. A los quince podios de ese curso, de los cuales siete fueron victorias, se les unen reconocimientos concedidos fuera de los circuitos no tan conocidos, pero cuyo diseño atrapan a quien los contempla. 

Trofeos logrados por Fernando Alonso en 2004, 2005 y 2006

Es el caso del Premio Lorenzo Bandini, que debe su nombre a un piloto de F1 de la época de los 60, y el cual se concede a los corredores que cuentan con un futuro prometedor. Éste resalta tanto por su tamaño como por su combinación de colores. La representación de un coche de hace cincuenta años, acompañado de una bandera de cuadros, da como resultado un auténtico regalo para la vista. 

Más simple, pero también especialmente atractivo es el premio Casco d'OroIridato, de la revista Autosprint, simbolizado en la esbelta figura de un corredor equipado con su casco de competición.  Por último, destaca en otra sección aparte el Premio Príncipe de Asturias de los deportes, si bien es cierto que el diseño de éste dista mucho de ser el más atrayente de la exposición. 

Pasando al ejercicio de 2006, donde Fernando ganó el que es, por el momento, su último mundial, encontramos los catorce trofeos correspondientes a las siete victorias de la temporada y a los otros segundos y terceros puestos alcanzados. Entre ellos está el trofeo de ganador del Gran Premio de España, que fue la primera victoria del piloto español en su país de origen. 

Acompañando a éstos se encuentran una serie de marcos, entre los que está aquel que acredita a Alonso como Legionario de Honor o Hijo Predilecto de Oviedo. En otra sección aparte hay expuestas dos medallas que corresponden al mérito deportivo una, mientras que la otra es el galardón del Comité Olímpico Español. 

De estos dos años es imprescindible destacar los dos trofeos que acreditan a Fernando como bicampeón mundial.Ambos están presentes junto a los coches que le llevaron a conseguir dicho sueño. 

Los dos títulos de campeón del mundo que tiene Fernando Alonso hasta ahora (2005 y 2006)

Si pasamos a la temporada 2007,  encontraremos de nuevo una gran cantidad de condecoraciones. En este turbulento período, los cuatro triunfos de Alonso, así como el resto de podios, sumando un total de doce, están recogidos al completo en su correspondiente espacio. 

De ellos destaca el correspondiente a la victoria en el GP de Mónaco, trofeo de grandes magnitudes bañado en plata y que representa el segundo triunfo del asturiano en el Principado. Dentro de los reconocimientos provenientes de fuera de las carreras destacan el concedido por el Instituto Ayrton Senna, un pequeño cubo de cristal, o el Agradecimiento de los mineros del pozo Nicolasa, cuyo diseño es un minero plateado trabajando con su hacha. 

Al llegar a 2008 y 2009, se percibe claramente que fueron años complicados para Fernando, ya que tan sólo obtuvo cuatro podios en ese par de temporadas. El atractivo del trofeo correspondiente al GP de Singapur hace honor a todo lo que envolvió la que pasará a la historia como la primera carrera nocturna de la F1. 

Curiosamente, en este mismo Gran Premio obtuvo el único podio durante su última temporada en Renault, pero el cual no está presente en la muestra, lo que deja vacía de galardones la estantería del año en que Alonso llevó por única vez en su carrera el número siete. 

Últimos trofeos logrados por Alonso con los colores de Renault

Finalmente, alcanzamos los cuatro últimos años de Fernando en la Fórmula 1, en los cuales ha vestido con orgullo el rojo de la Scuderia Ferrari. Durante esta etapa, Fernando ha acumulado cuarenta y cuatro podios, de los cuales once han sido victorias. Dentro de estas es inevitable recordar la primera con el equipo italiano en Bahréin, recompensa materializada en un gran trofeo plateado y con toques de un dorado apagado. 

Dentro de 2010 también es especialmente atractivo el trofeo del primer GP de Corea, en el cual Fernando sobrevivió a unas condiciones dantescas. Este es plateado en su mayoría, con franjas y un interior bañados en bronce. 

En 2011 el piloto español estuvo lejos de poder pelear por el mundial, pero su victoria en el GP de Gran Bretaña le otorgó la posesión de una copa dorada al completo, y cuyo brillo encierra la magia de aquel triunfo que conmemoró el sesenta aniversario desde la primera carrera ganada por un Ferrari en el mundial. 

Tras un año falto de emoción llegó 2012, en el cual Fernando acarició el título, pero éste se le escapó por una cantidad mínima de puntos. A pesar de ello, esta temporada dejó para el recuerdo dos de sus mejores triunfos, como fueron el de Malasia y el conseguido en las calles de Valencia. A pesar de la simpleza del primero, es inevitable no recodar el pilotaje sobre mojado que realizó Fernando en dicha ocasión. Por lo que respecta a su otra gran victoria, esta es representada por una especie de ave plateada, cuya sencillez es equivalente a su belleza. 

 

Algunos de los trofeos conseguidos por Fernando Alonso con Ferrari

Y como colofón a la visita, ésta finaliza con la temporada 2013, en la que el título se le volvió a escapar a Alonso, pero donde brillaron con especial intensidad las dos únicas victorias del piloto español.

Trofeos logrados por Fernando Alonso en 2013

Una de ellas tuvo lugar en territorio nacional, concretamente en Montmeló. Este triunfo trajo consigo una gran copa plateada, que difiere sustancialmente del trofeo procedente del GP de China, de colores vivos y rojizos. Ambas cierran un total de treinta y dos victorias, cada una con un trofeo y una historia en su interior, y con las cuales se podrían rellenar libros completos, como sucede con la vida del bicampeón español.