Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

El contrato de Sergio Pérez con Ferrari que no fue

El piloto mexicano asegura haber tenido la opción de competir de rojo para la temporada 2014.

Sergio perez 04

Sergio Pérez aterrizó en la Fórmula 1 en la temporada 2011, tras haber competido dos años en la GP2 Series, antesala de la categoría reina, de la que fue subcampeón en la temporada en la que Pastor Maldonado logró el triunfo, con Jules Bianchi tercero y Dani Clos cuarto.

El mexicano encontró acomodo en el equipo Sauber, entonces con estrecha relación con Ferrari. Si bien en 2011 checo se tuvo que conformar con apenas 14 puntos, en 2012 no tardó en llamar la atención con un segundo puesto en la segunda cita del año, Malasia, una prueba que tuvo incluso opciones de ganar, pero que de igual manera consiguió el mejor resultado en la historia del equipo suizo.

No sería la única vez que Pérez asomaría la cabeza, pues también subió al podio en Canadá, con una tercera posición y en Monza, repitiendo el segundo lugar. Fue muy superior a su compañero de equipo, Kamui Kobayashi, lo que le puso en el radar de diferentes equipos.

Tanto, que Pérez acabó fichando por McLaren en 2013, con la complicada tarea de ocupar el lugar dejado por nada menos que Lewis Hamilton. Si bien aquel fichaje dio mucho de lo que hablar, más suculenta es sin duda lo que finalmente no sucedió y que el piloto ha comentado en el podcast ‘Beyond the Grid’.

Sergio Pérez asegura que, como miembro de la Ferrari Drivers Academy en 2012, se le había prometido un asiento en Ferrari para la temporada 2014, teniendo que hacer un año más en el equipo Sauber antes de, presuntamente ocupar el lugar que acabó teniendo Kimi Raikkonen.

El mexicano explica que si bien una promesa de Ferrari es muy suculenta, el tenía hambre ya y no había motivos para pensar que el rendimiento de McLaren de 2013, que siempre había ganado carreras y luchado por el título en temporadas anteriores, iba a ser tan pobre. Para colmo, la estructura de Ron Dennis decidió prescindir de él al término desea temporada, lo que le dejó muy señalado.

Y es que para entonces, no solo Ferrari y McLaren se habían interesado en él, también lo había hecho Mercedes. Cuán diferente podría haber sido el cuento si el piloto hubiera optado por alguna de esas opciones, siendo cierto que en pocos lugares las promesas se las lleva el viento con más facilidad que en la Fórmula 1.

Pérez también confiesa que se había hecho a la idea de dejar la Fórmula 1 e iniciarse en otro campeonato tras la marcha de McLaren, hasta que Vijay Mallya se puso en contacto con él. Aunque ahora con diferentes dueños, Checo se ha mantenido en la estructura de Force India desde entonces, algo muy poco habitual lejos de los equipos de fábrica.  

El piloto también afirma no arrepentirse de lo que hizo, pese al potencial perdido, pues sin aquello, no sería lo que es hoy en día, aunque sí puntualiza que su error fue firmar un solo año, asimilando que la oportunidad de Mercedes o Ferrari no volverá a surgir. “Estuve cerca de convertirme en parte de Ferrari en dos ocasiones. Tienes que estar en uno de estos equipos para ser campeón de Fórmula 1. Soy realista con mi carrera deportiva, sé que no volverán esas oportunidades”, dijo Pérez.