Tesla-roadster--nw
Espectacular: Así acelera el último Tesla Roadster
Sut rally australi 1558794
Neuville echa el cierre al Mundial con victoria en Australia
Audi-chiptuning-rs5
Audi RS 5 by Wheelsandmore: Superando la barrera de los 500 caballos
Do5r06hxcaawrho copy-2
Espectacular montonera en Macao: ¡16 coches accidentados!
Scg-004s-2
SCG 004S: El supercar con triple personalidad

El ‘halo’ podría convertirse en un problema para Renault

El equipo francés se arriesga a sufrir retrasos en el desarrollo de su nuevo monoplaza al tener que incorporar la protección.

Halo renault 2016

La introducción obligatoria del ‘halo’ en todos los monoplazas para la próxima temporada se está convirtiendo en un quebradero de cabeza para los equipos. Force India admitió que el desarrollo de su coche de 2018 podría sufrir retrasos e incluso no descartaba la posibilidad de perderse los primeros test de pretemporada por no tener el vehículo preparado a tiempo al tener que cambiar el diseño para incluir la protección.

La situación parece no ser diferente a lo largo de la parrilla de Fórmula 1. Uno de los casos que ha salido recientemente a la luz es el de Renault, donde la incorporación del ‘halo’ ha obligado al equipo francés a rediseñar el chasis y también podrían tener el tiempo justo para tener el coche preparado para los test.

“Tenemos que instalar el ‘halo’ en el coche para el año que viene y eso es un gran desafío. Será un problema importante, ya que cambia la construcción del chasis. Tenemos algunos desarrollos a la espera, ya que aún estamos aprendiendo del monoplaza de esta temporada para intentar transferir ese conocimiento al vehículo del próximo año”, declaró Nick Chester, director técnico de Renault.                                         

De esta forma, la precipitada decisión de la FIA ha causado problemas de importante índole en todas las estructuras, pues la mayoría de ellas ya estaban empezando a trabajar en los diseños de los monoplazas del próximo año antes de realizarse el anuncio. Force India podría no ser el único equipo que se arriesga a perderse parte de los test de pretemporada por tener que volver atrás para acoplar el ‘halo’ en su vehículo.