Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

La Indycar comenzará en breve las pruebas con el ‘aeroscreen’

La categoría americana eligió esta variante a la solución propuesta por el ‘halo’.

Sut british grand  1507009

La Indycar sacará a pista el ‘aeroscreen“tan pronto como la climatología nos lo permita”, afirmaron fuentes de la categoría, las cuales están deseando probar en pista el citado elemento.

Mientras que en la Fórmula 1, y por extensión, la FIA, desea que el ‘halo’ sea el elemento de seguridad estandarizado para las carreras de vehículos con el cockpit abierto, llevándolo en los próximos años a las carreras de Fórmula 2 y Fórmula 3, en américa optaron por una solución diferente, el ‘aeroscreen’, ese parabrisas reforzado que si bien gustó menos a la FIA, supone un cambio estético menos invasivo, tal y como pedían los aficionados y pilotos a los que la categoría americana sí parece haber escuchado.

Las pruebas de simulador ya están concluidas, y ahora solo falta sacarlo a pista en busca de seguir el plan y que el elemento esté preparado ya para las carreras ruteras de la próxima temporada, sin embargo, la Indycar se está encontrando con problemas para encontrar un circuito donde la lluvia o incluso la nieve no sea protagonista.

Jeff Horton comentó a RACER estar deseando sacar el aeroscreen a un circuito ovalado, donde puedan probar cómo afecta a la visión la inclinación de las curvas, así como los posibles reflejos de las luces montadas comúnmente en este tipo de circuitos.

Aunque el ‘aeroscreen’, a propuesta de Red Bull, fue probado en Fórmula 1 como alternativa al ‘halo’, y tras coger la FIA las riendas del proyecto preocupándose de las cosas importantes, como cambiarle el nombre, fue declinado tras una vuelta de prueba llevada a cabo sobre el Ferrari de Sebastian Vettel, sin opción a que otros pilotos o equipos probaran el dispositivo.