Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Mercedes supo de antemano que el GP de Austria iba a ser desastroso

Toto Wolff revela que han tenido problemas de refrigeración durante toda la temporada

1017584859-sut-20190630-ms2 0361

Han hecho falta un total de nueve Grandes Premios y una carrera completamente alocada para que Mercedes no haya sido capaz de meter ni siquiera uno de sus coches en el podio y, por tanto, de romper así su racha de victorias en las que Bottas y Hamilton se habían repartido todas las anteriores. Toto Wolff ha revelado detalles del porqué de esta situación.

En una Fórmula 1 en la que prácticamente se gestionan todas las piezas de las que se conforma un monoplaza, es vital que todo vaya sobre ruedas y en el momento en el que tienes problemas de algún tipo, vas perdiendo rendimiento de forma progresiva. En Mercedes han logrado disimular unos problemas en sus unidades de potencia pero que en el Red Bull Ring fueron demasiado graves.

Se trata nada más y nada menos de la refrigeración de sus motores V6 turbo en los que, la altura del trazado austríaco terminó por derrumbarles con una cuarta y una quinta posición que no refleja, ni mucho menos, el dominio que han establecido durante la temporada. Silverstone será muy distinto, pero el daño para los intereses de los de Brackley ya está hecho.

“Sabíamos que era nuestro talón de Aquiles, sufrimos ese problema desde el comienzo de la temporada. Trabajamos para mitigar la pérdida de rendimiento, pero fue realmente doloroso ver que no podíamos ni defendernos ni atacar”, detalla Toto Wolff. “Estábamos justo en el límite, no podíamos hacer nada más. Lo que hicimos ya era muy perjudicial para el rendimiento, no nos quedaba ningún paso más que dar.”

“El siguiente paso habría sido eliminar toda la carrocería. Obviamente eso no era una opción, ¡a los patrocinadores no les habría gustado!”, bromaba el jefe de Mercedes. “Aún así, pudiéramos hacer algunos buenos tiempos. Habríamos tenido de luchar por la victoria, pero los problemas de refrigeración nos ataban de pies y manos.”

“Esperaba un mejor resultado. Cuando estábamos segundo y tercero después del contratiempo de Max [Verstappen] al principio, eso es lo que esperaba conseguir. Por lo tanto, llegar tercero y quinto es quizás un poco peor, pero esperaba algo así como segundo y cuarto”, explica Wolff para zanjar el asunto de las unidades de potencia y un GP de Austria decepcionante para los de la flecha plateada.