Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Mick Schumacher: “La sensación de la primera vez… fue una locura, de verdad”

El hijo del siete veces campeón del mundo se estrenó en Fórmula 1 con el mismo equipo que le dio la gloria a su padre y a la vez el más querido por los aficionados; Ferrari.

Schumacher 01

Apenas había completado sus primeras vueltas en un sencillo Fórmula 4, Mick Schumacher comenzó a acaparar mucha atención. Toda aquella que había evitado en sus años del Karting, cuando se inscribía en los campeonatos con el apellido materno para pasar desapercibido.

Con el primer podio, saltó a la primera plana del panorama informativo, con más ilusión detrás de que fuera un digno sucesor de su padre, que por mérito real. Pero con su evolución en Fórmula 3, en la cual acabó llevándose el título, el cuento cambió, pareciendo realmente preparado y despertando el interés de Ferrari ­–que ya se habían mostrado muy abiertos a incluirlo en su programa–, que finalmente acababa incorporándolo a la Ferrari Drivers Academy.

Con este movimiento, estaba claro que ver a Mick vestido de rojo, era solo cuestión de tiempo, produciéndose una situación aún más emotiva a cuando el joven piloto rodó en Spa-Francorchamps con el Benetton de F1 como parte de los preparativos al Gran Premio de Bélgica de Fórmula 1.

Inscrito en Fórmula 2, no ha habido que esperar mucho en la temporada para ver a un nuevo Schumacher con el rojo Ferrari rodando en pista. Mick se estrenó en los test post Gran Premio de Bahréin, en una fructífera jornada en la que el piloto intentó tomarle la medida a un coche tremendamente diferente de lo que ha pilotado hasta la fecha.

La sensación de la primera vez, con el acelerador, con los frenos… sientes que estás ante algo poderosos. Me sentí muy bien. Hay mucho potencial en el coche en términos de velocidad en curva y tracción, y todas esas cosas fáciles de describir.  Y estoy seguiro de que hay mucho más por descubrir. Puedes frenar más y más tarde, y el coche aún se detiene de la misma manera. Era una locura de verdad., aseguró Schumacher al término de la jornada.

“En cada vuelta, intentaba frenar más tarde, y siempre era posible. Por eso digo que hay mucho potencial. Me sentí muy feliz por cómo sentía el coche y la confianza que tenía. Creo que ha sido un muy buen día. Vine aquí para disfrutar y aseguro que lo hice.”, concluyo el alemán, que continuará rodando con un Fórmula 1, pero en esta ocasión, sobre un Alfa Romeo, vehículo que le estará esperando cuando sus resultados en Fórmula 2 estén a la altura.