Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

¿Qué piensan ellas sobre una Fórmula 1 “femenina”?

¿Se paró alguien a pensar si realmente las mujeres querían un campeonato femenino antes de pensar en crearlo?

Porta1

La creación de un campeonato cuyos participantes sean exclusivamente mujeres no es algo nuevo. La Lotus Ladies cup ha contado con varias ediciones y el Women’s Global GT Series se celebró durante dos años promovido por Don Panoz y con un GT de su creación, contando con una parrilla nutrida y de cierto talento.

En esta ocasión, la particularidad reside en que dicho campeonato pretende disputarse con un Fórmula, posiblemente reciclando los antiguos GP2 o pidiendo a Dallara un vehículo tipo Indylights potenciado con el que las féminas pudieran sentirse cómodas. Un proyecto que cuyos primeros pasos se dieron hace más de 5 años y que por entonces contaba con el beneplácito de Bernie Ecclestone en lo que coloquialmente se conocía como Formula 1 femenina.

En las últimas semanas un nuevo arreón por resucitar el proyecto se ha evidenciado, conociéndose algo más de este hipotético campeonato, como su intención de ser una serie principalmente europea que ejerza de telonera de otras series y cuyo premio sería un test sobre un Fórmula 1, siendo su principal aliciente el hecho de que el presupuesto estaría cerrado durante al menos tres años, es decir, ningún piloto tendría que pagar, una auténtica rareza dentro de la competición.   

Algo con lo que sus promotores no contaban a la hora de tantear el mercado para conseguir el objetivo de al menos 12 pilotos, es la negativa de algunas pilotos a participar en algo así, siendo la diferenciación de género tomada poco menos que como una ofensa. Muy vehemente al respecto fue Pippa Mann, explicando que ante todo, ella es piloto, no una mujer piloto, y que no se ha entrenado toda la vida para luchar únicamente contra mujeres. Pippa Mann animó a usar los hashtag #SayNoToSegregation y #WeRaceAsEquals a quien tuviera el mismo pensamiento.

Desde Car and Driver, preguntando a algunas pilotos su opinión sobre el tema acostumbraban a responder que no había necesidad de algo así y que nadie lo había pedido, que alguien estaba intentando crear un campeonato para mujeres sin haberle preguntado a las mujeres si de verdad lo querían. Intentando dar voz al mayor número de mujeres posible, Car and Driver se puso en contacto con 40 pilotos, obteniendo de forma rápida algunas respuestas.

En el mundo de la competición, pocos son los que no conocen a Liesette Braams, especialmente en el mundo de los GT’s. Esta neerlandesa que ha competido en innumerables carreras y ha tenido gran participación en proyectos enteramente femeninos como el equipo RacingDivas, fue también parte importante en el anteriormente mencionado Lotus Ladies Cup. Liesette recordó aquella etapa como genial, pero afirmando que no es realizable porque no se puede conseguir el suficiente apoyo económico. Braams también dudó de la idoneidad de hacer algo así con un Fórmula tipo GP2, asegurando que sería demasiado para muchas mujeres así como muy caro.

Desde el otro lado del charco también dio su opinión la argentina Julia Ballario, quien tras su paso por el Road to Indy se encuentra disputando los muy competidos campeonatos argentinos de turismos en los que se ha ganado el respeto de sus rivales tras subir a lo más alto del podio. “Me gusta que las mujeres corramos contra los hombres. Para mi es una  motivación extra competir de igual a igual. Se piensa y se dice que la mujer tiene inferiores condiciones y así podemos demostrar que no es cierto, que tenemos las mismas capacidades y condiciones.” afirmó esta cordobesa de 25 años.

Y otra mujer que también sabe lo que es subirse a lo más alto de un podio en una categoría de turismos, aunque en esta ocasión del lado europeo, es la francesa Lucile Cipriano, que fue tajante diciendo que no estaba interesada en algo así ya que en su opinión tanto hombres como mujeres pueden competir juntos.

También se ha pronunciado una de las féminas llamadas a ser el futuro del automovilismo. Sophia Flörsch, quién ya demostró lo combativa que podía ser a bordo de un Ginetta Junior y que ahora continúa su formación sobre un Fórmula 4. “En mi opinión, un campeonato solo femenino sería contraproducente. Y también aburrido. No debería ser una cuestión de género, solo una cuestión de rendimiento, potencia y ambición en la pista.” aseguró la joven alemana.

“Es cierto que hay un gran atraso en lo referente al apoyo de mujeres pilotos. Los organizadores, proveedores y los líderes de opinión están llamados a potenciar más a la mujer en el motor. Todavía hay muchos prejuicios. El modelo para los chicos ha crecido a lo largo de los años, mientras que nosotros ahora mismo estamos en el comienzo. Por supuesto, primero tenemos que hacer nuestro trabajo, pero para poder alcanzar nuestros objetivos necesitamos más apoyo y más viento de cola. De esta forma estamos al mismo nivel que los chicos., reivindicó Sophia.

Por su parte, Stéphane Kox nos revela que cuando explica que es piloto, la primera pregunta que suele recibir es si corre contra otras mujeres, a lo que ella contesta tajantemente que no, y que además no quiere. Esta neerlandesa, con experiencia en karting, Formel Master y GT’s dice que su intención no es sonar arrogante, pero que simplemente no entiende la valía de una competición femenina.

“Obviamente un campeonato así podría funcionar” apostilla Stéphane, que afirma que “Está demostrado que las mujeres tienen otras capacidades a los hombres, como pensar más de una vez una situación o jugar sobre seguro. Al principio puede sonar una desventaja, pero sinceramente creo que no es una desventaja en absoluto porque es algo que se puede convertir en positivo. Si logras convertirlo en positivo y puedes equilibrar el conducir completamente al límite y llevar el coche a casa, eres el piloto de carreras ideal.”

“Competir no es solo ir tan rápido como sea posible, también es ser constante y fiable. Realmente estoy muy a favor de las mujeres en el motorsport porque sé lo difícil que es ganarse el respeto en un mundo de hombres. Yo, personalmente, soy piloto de carreras, y quiero competir contra los mejores pilotos independientemente de su género. Cuando me pongo el casco, no me siento una mujer y no quiero ser tratada así. Competir es mi pasión, y si hubiera tenido problemas con competir contra hombres, hubiera elegido ballet. sentenció Kox.

Sarah Bovy, campeona de turismos que compagina su carrera de piloto con la de mujer de negocios, dio una respuesta muy razonable. “Estoy 100% de acuerdo con Pippa Mann. El deporte del motor es uno de los pocos donde hombres y mujeres compiten entre sí sin ningún tipo de ayuda o compensación para las mujeres, y somos fuertes, luchamos por podios, por victorias y por campeonatos. Seguro que no somos muchas, pero lo hacemos de todos modos.” comentó la piloto belga.

“Esta particularidad convierte nuestro deporte en el lugar perfecto para promover la igualdad de género, el respeto y la conciencia, mientras que los campeonatos femeninos tendrían exactamente el efecto opuesto. Quizás soy un poco ingenua, pero creo de verdad que cuando soy la única chica luchando contra 80 chicos en la Lamborghini Supertrofeo y recibo la atención de aficionados, periodistas o fabricantes, no es porque soy una chica, sino porque soy una mujer luchando por llegar a lo más alto.”

“Si mañana las mujeres tienen que correr sus propios campeonatos, no solo vamos a perder esta fantástica exposición al mundo, sino también, y como atleta esto es lo más triste, nuestra capacidad de generar pasión y abrir la mente a cualquier persona (Hombres, mujeres, niños, aficionados, deportistas…)”

“Para mí, la respuesta es clara, odio la idea de un campeonato solo para mujeres y espero que nunca ocurra. concluyó Sarah.

Tatiana Calderón, quién en la actualidad es la fémina que se encuentra en un escalafón más alto en el camino hacia la Fórmula 1 compatibilizando las tareas de competir en la GP3 Series y piloto de desarrollo de Sauber F1, tampoco ve en la creación de este campeonato el camino a seguir.

“Personalmente no me parece que sea algo necesario el tener un campeonato separado para mujeres. Toda mi carrera deportiva la he pasado compitiendo contra hombres y nunca he sentido que no pueda estar a la altura o que no pueda ganar. Realmente es uno de los pocos deportes donde podemos competir mano a mano. Solo necesitamos ayudar y reforzar a las mujeres que ya están aquí para que puedan ser tomadas como modelos a seguir y más niñas se animen a empezar en el karting, a ser ingenieras, jefas de equipo… Eso es realmente lo que hace falta, no un campeonato que nos separe., concluyó la piloto colombiana.

Al otro lado de la balanza se encuentra Carmen Jordá. La piloto española lleva años defendiendo la necesidad de este campeonato ya que el motor es el único lugar donde no hay separación entre hombres y mujeres, lo que supone una desventaja. De hecho, son varias las fuentes que revelan que es ella junto a personal de confianza quién ha reactivado la idea de esta Fórmula 1 femenina. Recientemente Jordá, quién lleva varios meses entrenando con un Fórmula 3 en el circuito de Cheste, dijo en CopeGP, que no tardarían en llegar buenas noticias. “Pronto habrá buenas noticias y cosas que van a favorecer mucho a la mujer en Fórmula 1. Yo estoy muy a favor de la Fórmula 1 femenina”