Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Ross Brawn, crítico con la actitud de Charles Leclerc

El piloto monegasco realizó dos grandes maniobras de adelantamiento, errando en el tercer intento y finalizando con sus opciones de carrera.

Leclerc monaco 01

Se veía venir. Charles Leclerc estaba mentalizado para realizar la gran machada, la de remontar como un poseso para finalizar la carrera lo más delante posible. Pero Mónaco no es circuito para heroísmos, pues a diferencia de otros trazados, para un adelantamiento hace falta que colaboren los dos pilotos involucrados, algo que no siempre sucede.

Ferrari tenía dos opciones. Realizar una temprana parada para que el piloto tuviese aire limpio, o retrasarla lo máximo posible para tener ese aire limpio ya avanzada la carrera. Optó por la segunda variable, invitando al piloto a realizar complicados adelantamientos al comienzo de la carrera.

Charles, comenzó saltándose la curva de Santa Devota, teniendo que ceder posiciones. Más tarde sorprendió con un loable adelantamiento a Norris en Loews, y a Romain Grosjean en la Rascasse. El monegasco también eligió ese lugar para adelantar a Nico Hülkenberg, pero esta vez no salió. Se lanzó tarde, cuando el de Renault ya había iniciado la curva. Se quedó sin espacio y acabó golpeando el muro interior con la rueda trasera, la cual pinchó para seguidamente golpear a Nico.

Aun pinchado, Leclerc intentó llegar a boxes lo más deprisa posible, lo que no hizo otra cosa que destrozar el fondo plano de su vehículo, sentenciando cualquier opción que podría haber tenido durante la carrera. No pocos han aplaudido la actitud de Leclerc, al que no le quedaba otra opción que intentarlo. Otros han sido más críticos, pues el de Ferrari no corría solo y acabó interfiriendo en el devenir de la prueba. Entre los críticos, se encuentra uno de los responsables de la Fórmula 1, Ross Brawn.

“La actitud de Charles Leclerc es comprensible. Es su carrera de casa y la primera vez con un equipo competitivo. Seguro que sentía que era un momento especial, pero fue demasiado lejos y acabo pagando un alto precio, por lo que acabó en decepción. Ha sido un fin de semana complicado para Ferrari, aunque terminó con su mejor resultado del año. El segundo puesto de Vettel llegó en una carrera en la que no jugó un papel clave, siguiendo a Verstappen pero sin increpar al neerlandés.”, aseguró el británico al término de la prueba.

Brawn, afirmó también que este menor rendimiento de Ferrari era algo que se veía venir tras lo de Barcelona, aunque, sin embargo, les invita a no rendirse; “Reflejo de un fin de semana en el que la Scudería ha sido el tercer equipo, algo predecible tras lo visto en Barcelona, donde el coche tuvo problemas en el tercer sector. Los de Maranello parecen estar alejándose, pero no es momento de rendirse, sino de aprender de los errores para avanzar.”