Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Sainz, 8º en casa: “Cuatro puntos que saben a gloria”

El piloto madrileño tuvo un complicado inicio de carrera, pero el coche de seguridad ayudó al de McLaren a terminar en la zona de puntos.

Sainz carrera bcn 2019 1

La carrera del Gran Premio de España tuvo dos caras para Carlos Sainz. El madrileño tuvo una buena salida, pero su ritmo no era lo suficientemente competitivo como para entrar en la zona de puntos. Sainz estuvo toda la primera parte de la prueba rozando los puntos, pero sin la velocidad necesaria para poder meterse en el top 10, aunque la historia cambió por completo con el coche de seguridad.

Ahí fue cuando Sainz realizó su particular remontada hasta la octava posición, un resultado con el que continúa su racha de carreras terminadas en los puntos en Barcelona. “Es una de esas carreras donde no encontraba ritmo, no encontraba las sensaciones con el coche. Nos íbamos para atrás y Ricciardo estaba toda la carrera detrás con el DRS. Nos llegó a adelantar, pero luego hemos aprovechado las oportunidades”, declaró Sainz ante las cámaras de Movistar F1.

“Él ha tardado más en calentar la goma dura y yo le he adelantado con la media. Luego salió el coche de seguridad. En la resalida adelanté a Kvyat y tres vueltas más tarde a uno de los Haas, que hoy llevaban otro ritmo. No sé por qué no encontraba ese ‘feeling’ con el coche. Aún así, cuatro puntos que saben a gloria. En la carrera de casa tuve el peor ritmo de todo el año y no íbamos ni para atrás”, comentó.

Sainz no se sintió cómodo con el McLaren, especialmente en los primeros compases de la carrera. El fuerte viento que azotó el Circuit de Barcelona-Catalunya tampoco benefició al madrileño. “El coche se movía mucho en el tercer sector y nos afectaba mucho el viento. Gastábamos la rueda de atrás y por ello no había ritmo. Estaba a 15 segundos de los Toro Rosso antes de que saliera el coche de seguridad. No sé cómo acabamos octavos, explicó.

Unos de los momentos más tensos de la carrera fue el adelantamiento a Romain Grosjean por el octavo puesto, pues el francés se tocó con Sainz. “No me ha visto porque venía tan lejos con el DRS y la velocidad punta que tenemos que no me esperaba por el interior. Me he tirado, íbamos en paralelo de sobra y nos hemos tocado rueda con rueda. En Bahréin pinché, pero aquí con el mismo contacto no hubo pinchazo”, relató el de McLaren.

Si hay una carrera en la que hay que arriesgar un poco más, es en la de casa. Tiene que haberme afectado lo de la afición porque no sé en qué otra carrera hubiera acabado octavo con el ritmo que teníamos. Ha debido ayudar esa mentalidad luchadora de ir hacia adelante. Salí bien y luego no sé qué paso en la primera curva. Me encontré en una encerrona, pero había planeado bien la salida”, concluyó Sainz.