Ferrari-abandoned port
Esta colección de Ferrari abandonados en pleno campo es lo más doloroso de la semana
1017510998-lat-20190518-levitt-i500-0519 34589
Fernando Alonso no logra la machada y se queda fuera de las 500 millas de Indianápolis
Vonnen-porsche-911-hybrid-port
Vonnen trae al presente el Porsche 911 Hybrid
1017503876-lat-20190514-lat miller 2019 05 14 0043
Un pinchazo boicotea los planes de Fernando Alonso en la clasificación
Seat-leon-st-cupra-r-01
Conducimos el Seat León ST Cupra R: El más caro, ¿el mejor?

Wolff: “Lo de Austria ha sido peor que Barcelona”

La última vez que se vió un doble abandono por parte de Mercedes fue en el Gran Premio de España de 2016.

Wolff

Lo que parecía una carrera totalmente favorable para Mercedes, se convirtió en su peor pesadilla. Una fuga hidráulica en el coche de Valtteri Bottas provocó un coche de seguridad virtual y, mientras que todos los equipos decidieron parar en boxes a sus pilotos, Mercedes dejó a Lewis Hamilton en pista.

Toto Wolff, jefe de Mercedes, explica que estuvieron demasiado tiempo meditando las alternativas de llamar a pit a Hamilton y fue el error que les costó la carrera del británico.

“Lo hemos discutido y creo que lo que pasó es que íbamos primeros, controlando la carrera, y de repente vimos a nuestro segundo coche parado. Salió el Virtual Safety Car, teníamos media vuelta para reaccionar y no lo hicimos. Hecho. Ahí fue donde perdimos la carrera. A esas alturas de carrera con el VSC, parar en boxes era, al 80%, lo que tenías que hacer. Con un coche fuera contra dos, lo que piensas es ‘¿y si los demás paran solo un coche?’ Podríamos haber salido por detrás de Kimi, porque hubieran dejado a Kimi fuera, y detrás de Max. ¿Qué significaba eso para la carrera? Todo eso pasó por nuestra cabeza, diría que nos distrajo, pero pasamos mucho tiempo pensando en ello”, explica.

El fallo de estrategia no fue lo peor que les pudo pasar. Un fallo en la presión de combustible del coche de Hamilton firmó su primer doble abandono de la temporada. Esto no se veía desde el accidente de Rosberg y Hamilton en la primera vuelta del Gran Premio de España de 2016. Para Wolff, han sido peor los fallos de Austria que el accidente en Barcelona.

“Creo que fue una gran llamada de atención. Para mí, el peor día de mis años en Mercedes, peor que Barcelona. Tenía a mucha gente viniendo a verme tras la salida y diciendo ‘Esto va a ser como un paseo por el parque, doblete, tenéis el coche más rápido’. Así es como funciona el automovilismo. Puede ser muy cruel y creo que la crueldad jugó en nuestra contra hoy”, señala.

La de Austria fue una carrera sufrida para la mayoría de los equipos en cuanto a neumáticos. Las temperaturas fueron más altas de lo que las escuderías se esperaban y tuvieron problemas de sobrecalentamiento y aparición de ampollas en las gomas.

“Los únicos que no tuvieron problemas de neumáticos fueron los Ferrari, pero el resto sufrimos una gran cantidad de ampollas en las gomas y era algo que no esperábamos. Creo que eran unos 10 grados más de lo que planeamos, pero creo fue el hecho de que todos estaban atacando. Íbamos a toda velocidad e ir a toda velocidad significa que sobrecalientas las formas y eso causa ampollas”

El único consuelo que les queda es que los motores que montaron con la nueva actualización están bien. “Hasta donde podemos ver, no tiene nada que ver con la fiabilidad de los motores. Tuvimos una fuga hidráulica que falló en Valtteri y un fallo en la presión del combustible en el coche de Lewis. Es lo que tenemos hasta ahora. No nos arrepentimos de introducir el motor nuevo”, concluye.

Con este resultado, Mercedes y Hamilton han perdido el liderato del mundial a favor de Ferrari y Vettel.