Volkswagen-golf r-2017-1600-0d
Volkswagen Golf R 2021: Asistencia confirmada, hibridación descartada
Vettel
Nueva temporada, misma Ferrari
911-cabrio-2019-portada
Conducimos el Porsche 911 Cabrio 2019: Descapotable para todo el año
Renault 01
A Renault le cuesta cada vez más tapar sus vergüenzas
Seat-altea-2021-render-ok
Seat Altea 2021: ¿Planeando un regreso con chispa?

Wolff cuestiona el deseo de Liberty de atraer a nuevos fabricantes

El director de Mercedes no entiende por qué la Fórmula 1 está buscando nuevos suministradores de motores.

Wolff rdp abu 2018 1

La nueva generación de motores que tiene prevista su introducción en 2021 se ha convertido en un tema muy candente en la Fórmula 1. Con el objetivo de reducir costes y así atraer a nuevos fabricantes a la categoría, Liberty Media apostó por una fórmula de unidades de potencia más simples que no fue bien recibida por los motoristas actuales debido a la gran inversión financiera y tecnológica que suponen los propulsores actuales.

Liberty consiguió llegar a una solución intermedia, con un límite de consumo de gasolina menos estricto para mejorar el sonido de los motores y la obligación de los fabricantes actuales de compartir su tecnología. De esta manera, los propietarios de la Fórmula 1 mantienen vivo su deseo de atraer nuevos motoristas al certamen, una aspiración que cuestiona Toto Wolff cuando ya hay cuatro fabricantes comprometidos.

“¿De dónde viene ese pensamiento? ¿Es codicia? ¿Quieres más de cuatro fabricantes? ¿Quieres cinco o seis? Yo estaría contento con cuatro fabricantes de alto nivel comprometidos con el deporte, que ya han estado mucho tiempo, intentando asegurarnos un compromiso con los aliados leales que hay aquí. Después, echaríamos un vistazo a quiénes podrían unirse en el futuro y les escucharíamos, pero esa es la segunda prioridad, explicó el director de Mercedes a ESPN.

Una victoria para los actuales fabricantes de la parrilla llegó cuando finalmente se optó por no eliminar el MGU-H en los nuevos motores. Esta es una de las piezas más caras y tecnológicamente sofisticadas de las unidades de potencia, por lo que los motoristas no estaban dispuestos a perder una pieza que necesitó una inversión tan grande dentro de unos años.

A pesar de que mantener el MGU-H es algo que beneficia enormemente a los fabricantes, Wolff no lo ve como una victoria en el aspecto político.Es puramente un factor económico porque hemos demostrado a Liberty y la FIA que rediseñar un motor va a hacer que los costes suban sin control. Incluso este nuevo motor, que tiene más revoluciones y un mayor flujo de gasolina, resultará en costes enormes, comentó.

Wolff admite que hubiera preferido mantener la fórmula de motores actual, pues señala que el rendimiento de los cuatro fabricantes está empezando a igualarse. “Ya lo estamos viendo y tengo curiosidad por ver dónde está Honda el año que viene. Los motores no están demasiado lejos unos de otros. Cada vez que la normativa cambia, habrá una mayor distancia entre el mejor y el peor. ¿Por qué lo cambiamos? Queríamos que se quedara donde estamos y ese es el compromiso al que hemos llegado”, manifestó.