4893a811-bus-bends-bridge-
Este es el efecto de sobrecargar un puente con un autobús pesado
Sut japanese grand 1542616
Las cuentas de Hamilton para ser campeón en México
Skoda-fabia combi scoutline-2019-1600-01
Skoda Fabia Combi Scout: Aventura en familia
Ocon magnussen austin 2018 1
Ocon y Magnussen, descalificados de la carrera en Austin
Sin titulo
Este tráiler lleno de coches de cine es lo más llamativo del día

Los Cadillac imponen su ley en Daytona: Podio para Antonio García, infortunio para Alonso, Juncadella y Molina

La primera gran carrera de resistencia, con cuatro pilotos españoles presente, llegó a su fin con mucho que contar.

Noname2

Las 24 horas de Daytona de 2018 llegaron a su fin. Una carrera que no desmereció a lo que se esperaba de ella, con mucha batalla, estrategia, grandes acciones, lluvia y que tuvo un gran pero, falta de emoción por la victoria en sus últimos instantes.

Y es que el Cadillac DPi de Barbosa/Albuqueruqe/Fittipaldi dejó atada la victoria muy pronto, administrando durante las últimas horas tres vueltas de ventaja sobre el también Cadillac DPi de Middleton/Nasr/Curran/Conway, equipo, que todo hay que decirlo, no tiró la toalla en ningún momento, llegándose a meter en la vuelta del líder cuando apenas faltaba un cuarto de hora para el término de la carrera, pero conformándose con la segunda posición.

Mención más que especial para el tercer clasificado, el LMP2 de Core Autosport con Bennett/Braun/Dumas/Duval, que sin tener la mejor alineación posible y sobreponiéndose a problemas iniciales lograron remontar el vuelo para meterse en posiciones de privilegio, también en la vuelta del líder.

Cuarta posición para el United Autosports, aunque no el que la afición española hubiera deseado, sino el número #32 de Owen/De Sadeleer/Di Resta/Senna. El de Fernando Alonso, Lando Norris y Phil Hanson sufrió de problemas crónicos con los frenos que aconsejaron retirar el vehículo a boxes antes de finalizar la carrera, si bien Lando Norris volvió en los últimos minutos para ver la bandera de cuadros.

Problemas de frenos en el LMP2 de Alonso aconsejaron su retirada antes de tiempo

Tampoco pudo destacar el vehículo del otro piloto español, el de Daniel Juncadella, pues fue víctima de los pinchazos y sobre todo, de los daños que dichos pinchazos provocaron en el vehículo, finalizando en undécima posición de categoría con 31 vueltas perdidas. Mención a los Acura, que parecían por momentos grandes favoritos a la victoria, pero que problemas de fiabilidad les condenaron a cerrar el top10.

En categoría GTLM, nada pudo hacer Antonio García para frenar a los Ford GT. En una carrera tan inusualmente limpia, sin interrupciones, los Ford impusieron su ritmo, sin errores y sin incidencias, llegando  a aventajar al Corvette de Antonio García en dos vueltas, algo extremadamente excepcional en la categoría de la igualdad por excelencia. El piloto español se tuvo que conformar con la tercera posición mientras que la victoria cayó en manos de Briscoe/Westbrook/Dixon.

El debut de los BMW no fue el deseado, con falta de ritmo y diversas incidencias que dejaron al mejor clasificado a siete vueltas del líder.

La categoría GTD fue la encargada de añadir algo de emoción a la última hora de carrera, quizás de forma algo artificial, pues el Lamborghini del equipo Grasser pilotado por Bortolotti/Ineichen/Breukers/Perera demostró tenerlo todo bien atado, sin achantarse ante los ataques del Mercedes de Bleekemolen que cruzó línea de meta en cuarta posición, ya que el podio lo completó el Acura de Legge/Parente/Hindman/Allmendinger y el Lamborghini de Seller/Snow/Caldarelli/Miller.

La carrera no mejoró para Miguel Molina, sufriendo su coche múltiples contratiempos y siendo la mejor noticia el buen sabor de boca dejado por el piloto español en sus relevos. El Ferrari 488 acabó a casi 40 vueltas del ganador.

Unas 24 horas de Daytona que sin duda quedarán para el recuerdo, las primeras de Fernando Alonso, que afirmó estar deseando repetir, y también las primeras de Daniel Juncadella, que espera tener un largo futuro en la resistencia, y las primeras de Molina, el cual se ha convertido por méritos propios en alumno aventajado dentro de la casa Ferrari.