Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Alonso esperaba tener problemas en Indianápolis: “Es un coche totalmente nuevo”

El piloto asturiano no pudo completar su programa ‘refresher’ debido a un fallo eléctrico en el McLaren y a las condiciones climatológicas.

Alonso test indy rdp 2019 1

El comienzo del segundo intento de asalto a las 500 Millas de Indianápolis por parte de Fernando Alonso no ha sido nada fácil. El piloto asturiano se encontró con dificultades de diversa índole incluso antes del comienzo de la actividad en el test oficial del óvalo, pues la lluvia hizo que se retrasaran los horarios en más de cuatro horas y limitó el rodaje de Alonso en su test de ‘refresher’.

No solo las condiciones climatológicas lastraron a Alonso, pues se perdió 45 minutos de la sesión debido a un problema eléctrico en su McLaren motorizado por Chevrolet. El asturiano se quedó parado en su vuelta de instalación y los mecánicos trabajaron en la parte trasera del vehículo para que pudiera regresar a pista y completar 29 vueltas, pero no consiguió superar todas las fases del programa de ‘refresher’ obligatorio para los pilotos que no compiten a tiempo completo en IndyCar.

Para esta edición de las 500 Millas, McLaren cuenta con una alianza técnica con el equipo Carlin. Esta asociación es completamente distinta de la colaboración que la estructura de Woking mantuvo con Andretti durante su participación en 2017, pues en esta ocasión McLaren dependerá más de sí misma. Debido a estas circunstancias, Alonso esperaba encontrarse con problemas de juventud en la sesión.

“Perdimos un poco de tiempo al principio. Más o menos nos lo esperábamos porque el chasis es nuevo y es un coche totalmente nuevo. Todo lo montamos la semana pasada. Esperamos ir poco a poco, paso a paso, haciendo tandas cortas al comienzo. Es lo que hicimos. Podíamos haber completado las primeras vueltas al mediodía y haber descubierto estos problemas para arreglarlos de cara a la tarde, pero el clima lo retrasó todo”, declaró Alonso.

Tenemos que hacerlo todo nosotros mismos, no solo en términos de set up, también hablando de aspectos técnicos. También en el aspecto logístico, estratégico, gestión, precisión… Cosas básicas que teníamos preparadas con Andretti. Es un desafío más grande, pero la recompensa también podría ser mayor. Creo que algunas de las filosofías y direcciones que tomamos con McLaren en mayo ahora son un poco diferentes. Es difícil decir si tenemos un coche competitivo, añadió el asturiano.

A pesar de las dificultades iniciales, Alonso se muestra entusiasmado por su segunda participación en las 500 Millas de Indianápolis. “Es bueno estar de vuelta y sentir de nuevo la magia del sitio. Las instalaciones cuando llegas por la mañana… Se ve el tamaño de todo. Hice el examen médico por la mañana, preparándome para rodar por la tarde… Desafortunadamente, el tiempo no fue estable y no pudimos seguir nuestro programa en términos de entrenamiento”, comentó.