Mercedes-cls-prueba-captura
Prueba Mercedes CLS 350d: Súper clase para cinco
Sut united states  1690152
Alonso: “Mi intención nunca fue correr todo el año en Indy”
Dovizioso motegi q 2018 1
Dovizioso se impone en la lucha por la pole en Motegi
Sut united states  1690043
Sainz: “Una clasificación en mojado será un buen desafío”
Emisiones co2
Los coches nuevos vendidos en 2018 ya emiten más CO2 que los de 2017

Brutal: Carlos Sainz nos da una vuelta rápida en el Peugeot 3008 DKR Maxi

No, no todos los días se tiene la oportunidad de subirse en el coche campeón del Dakar, ¡y mucho menos con el piloto ganador del rally más duro del mundo a los mandos! Así se vive una vuelta rápida desde dentro del 3008 DKR Maxi con Carlos Sainz a los mandos.

Con-sainz-vuelta-dakr

El Peugeot 3008 DKR Maxi es, en palabras del propio Carlos Sainz, “uno de los coches más completos que ha manejado”, pero tras ganar su segundo Dakar a los mandos de este modelo, ha querido demostrárnoslo con una vuelta rápida realmente vertiginosa.

Acudimos a nuestro encuentro con Sainz en la base militar de El Goloso, donde el equipo Peugeot había organizado un recorrido de unos 5 kilómetros que transcurría dentro de la base y que estaba repleto de saltos, cárcavas, cambios de firme y otras trampas, con el único objetivo de trasladarnos las sensaciones que viven estos pilotos en los escarpados tramos del rally más duro del mundo.

En este tramo revirado, el campeón madrileño fue capaz de alcanzar “unos 160 kilómetros/hora” de velocidad punta y sobre todo, hacernos estremecer en algunas ocasiones como refleja perfectamente el vídeo.

Antes de pasar a la acción, os contamos que Sainz participó activamente en el desarrollo de este coche que es nada menos que 56 centímetros más ancho que el 3008 de calle, monta un motor V6 biturbo le permite desarrollar 340 caballos y una transmisión secuencial de 6 marchas que traslada toda la potencia a las ruedas traseras. Un diferencial autoblocante y la electrónica Gris Control se encargan de concederle una motricidad excelente. El resultado, un auténtico ‘potro de tortura’ como puedes comprobar…