Audi-a1-imagen
Las 10 claves de la transformación del Audi A1 en vídeo
Sut canadian grand 1617689
Boullier resiste a las críticas: “No dimitiré”
Collezione-automobili-2019
Lamborghini presenta su ‘collezione Automobili’ primavera verano 2019
Alonso revolution
Alonso siente que está “liderando una revolución en el automovilismo”
Moto a 250 km/h
Detenido un motorista que circulaba a 258 km/h en la autopista C-32

El coche de Alonso en pole position tras la primera clasificación de Le Mans

Los pilotos de Toyota cumplieron el trámite de conseguir las vueltas mínimas de cada piloto y ya son considerados aptos para la carrera.

Alonso pole le mans q1 2018

No hubo sorpresa. Los Toyota coparon los mejores tiempos en la primera de las tres sesiones de clasificación para las 24 horas de Le Mans, bajando ambos vehículos al 3’17’’ y siendo el #8 en el que está presente Fernando Alonso junto a Buemi y Nakajima una décima más rápido que el #7 de Conway/Kobayashi/López; 3’17’’270 contra 3’17’’377. El tercer clasificado, no fue uno de los Rebellion, sino el BR1 de SMP Racing de Sarrazin/Orudzhev/Isaakyan, con un tiempo de 3’19’’483, a 2,2’’ de la pole position.

Esta primera sesión de clasificación puede arrojar resultados engañosos, ya que muchos equipos se limitan a cumplir el trámite de completar las vueltas mínimas nocturnas de cada piloto y ahorrarse sobresaltos ante un futuro problema en el jueves. Sin embargo, esto no impidió que se batieran récord de vuelta tanto en LMP2 como en GTE.

Precisamente en LMP2 el mejor tiempo lo logró el equipo IDEC Sport, con Rojas/Chatin/Lafargue al volante, con un tiempo de 3’24’’956, aventajando en tres décimas a uno de los favoritos, el TDS Racing de Vaxiviere/Duval/Perrodo, dejando al resto de equipos de la categoría a más de dos segundos.

También salto la sorpresa en GTE-Pro, donde Gianmaria Bruni marcó un estratosférico 3’47’’504 a bordo de su Porsche 911, dejando el segundo Porsche a 1,5’’, y al Ford GT a dos segundos. Sin embargo, tras marcar el tiempo, Bruni acabó empanzado en la grava, no pudiendo continuar la sesión, por lo que los tres pilotos de ese vehículo tienen aún pendiente completar las vueltas mínimas para clasificar.

El GTE de Miguel Molina, el Ferrari 488 #71 que comparte con Rigon y Bird, marcó un tiempo de 3’50’’669, cumpliendo el objetivo de clasificarse, aunque quedando en la duodécima posición. Aun peor le fueron las cosas al Corvette de Antonio García, cuya última modificación de la Balance of Performance les ha acabado de aniquilar, finalizando incluso por detrás de algún GTE-Am.  El #63 del piloto español finalizó con una mejor vuelta rápida de 3’50’’789.

En GTE-Am, con vehículos de la pasada temporada, sorprendió el tiempo del equipo de Patrick Dempsey, con su Porsche 911 pilotado por Cairoli/Al-Qubaisi/Roda, que con un tiempo de 3’50’’728, se ha colado entre los GTE-Pro, superando incluso el tiempo que los Pro consiguieron en 2017.

Fernando Alonso completó un total de 15 vueltas, logrando un mejor tiempo de 3’21’’437, coincidiendo gran parte de sus vueltas con periodos de ‘Slow zone’, los sectores donde los pilotos deben ir a una velocidad reducida ya establecida. Antonio García sumó 10 vueltas con un mejor tiempo de 3’53’’397, mientras que Miguel Molina alcanzó las 20 vueltas, con un mejor registro de 3’51’’521.

Este jueves continúa la actividad en las 24 horas de Le Mans, donde tendrán lugar dos nuevas sesiones de clasificación tras la cual quedará definida la parrilla de salida.