Huracan-papa
El Lamborghini Huracán del Papa Francisco puede ser tuyo por menos de 10 euros
Hamilton-moto
Hamilton deja impresionados a los pilotos de Superbikes
Kia-electricos-2020
Ofensiva eléctrica Kia: Un Niro con 500 kilómetros de autonomía y 15 inéditos ‘hermanos’
Podium portada
Balance de la era híbrida en F1: 5 años, 100 carreras, y poca variedad
Sin titulo-2
Batalla de roadsters: Audi R8 VS. BMW i8 VS. McLaren 570S VS. Mercedes-AMG GT

Las trágicas 24 horas de Le Mans de 1955 tendrán un cortometraje

El cortometraje recordará la mayor tragedia del automovilismo cuando un accidente provocó la muerte de 83 personas en el circuito de La Sarthe.

Accidente-web

Para muchos fue un momento que marcó un antes y un después en el automovilismo y en la seguridad aplicada a este deporte. Y es que las edición de 1955 de las 24 horas de Le Mans estará marcada para siempre por el accidente del piloto de Mercedes Pierr Levegh cuyo 300 SLR salió catapultado contra la tribuna de la recta de meta del circuito de La Sarthe y dejando 83 fallecidos, incluido el propio Levegh.

Fue de hecho un momento tan trágico (a día de hoy sigue siendo la mayor tragedia de la historia del automovilismo) que el equipo Mercedes se retiró de la prueba en señal de duelo y no volvió a participar en ninguna competición deportiva, incluida la F1, durante décadas.

Ahora un cortometraje animado recordará aquel momento desde el punto de vista de sus protagonistas, los responsables del equipo de las flechas plateadas. Creado por el cineasta belga Quentin Baillieux, 'Le Mans 1955' tendrá además una llamativa estética como puede verse en el trailer del corto.

El equipo Mercedes se retiró de la prueba en señal de duelo y no volvió a participar en ninguna competición deportiva, incluida la F1, durante décadas.

La idea de realizar este cortometraje según Baillieux surgió tras ver una exposición de coches de carreras de los años 50 en el Louvre. “Me impresionó la belleza de esos deportivos. Comencé a investigar sobre la carrera y dos fotos muy contradictorias aparecieron una al lado de la otra en mi pantalla. Por un lado, la imagen de una tragedia: gente en pánico, un infierno ardiente detrás de ellos. Los cuerpos estaban desparramados. La foto al lado mostraba a los conductores encantados celebrando su victoria con champán. ¿Cómo podrían vincularse estas dos imágenes? ¿Cómo podemos vivir un momento tan alegre en paralelo a uno tan trágico? Mi deseo de crear esta película nació de estas preguntas: la necesidad de encontrar un vínculo que pueda permitir que esta yuxtaposición de imágenes coexista".