Land-rover-defender-land-serwis-port
El clásico Land Rover Defender resucita de la mano de Land Serwis
Senna mclaren 1
‘Senna, historias desconocidas, 25 años más tarde’ es el último gran libro de la leyenda
Vs5-jetta-ateca
Presentado el VS5 Jetta, o lo que es lo mismo, ¡el Seat Ateca chino!
Gettyimages-1136441013
Pesadilla en Williams: Los pilotos cuentan lo que se está viviendo en Grove
Radar-cascada
Radares en cascada: El nuevo “invento” para controlar la velocidad

Antonio García vuelve a conquistar un nuevo título

El piloto español sigue engordando su palmarés con un título que le estaba siendo demasiado esquivo.

Imsa 29362598

Antonio García pertenece a ese grupo de triunfadores que desafortunadamente consigue más reconocimiento más allá de sus fronteras que en casa. El piloto madrileño está considerado uno de los mejores pilotos de GT’s de la actualidad, respetado por compañeros y aficionados y sobre todo temido, temido por sus rivales. Cuando se pone el volante, sabes que es capaz de dar ese plus al coche para conseguir un objetivo por el que nadie apostaba.

Sabedor de las dificultades para triunfar en Fórmulas, donde llegó a competir en Fórmula 3000, predecesora de GP2 y ahora Fórmula 2, Antonio no desaprovechó las oportunidades que tuvo para subirse a cualquier vehículo carrozado, y ya desde sus inicios evidenció que los tenía por la mano.

Tras pasar por el Mundial de Turismos, Antonio consiguió hueco en Aston Martin, compitiendo con un GT1 en diferentes pruebas, incluyendo las 24 horas de Le Mans, carrera que acabó ganando en 2008 y que convenció a Corvette para echar el resto por él e incorporarlo al plantel de pilotos en 2009, donde comenzó una relación que se mantiene hasta el presente, algo muy poco habitual en el mundo de las carreras, y sobre todo en un equipo tan americano, con un fabricante tan nacional y donde la bandera cobra mucha importancia.

Antonio García ha conseguido en este tiempo dos victorias más en las 24 horas de Le Mans, quedándose a las puertas en varias ocasiones, casi siempre con el ex piloto de Fórmula 1 Jan Magnussen, de quien se ha convertido en inseparable. Pero los éxitos de Antonio van más allá de las 24 horas de Le Mans, quizás la carrera más conocida en Europa de las que compite. Antonio ha ganado allá donde ha corrido, destacando las 24 horas de Daytona o las 12 horas de Sebring, consiguiendo el triunfo en los circuitos más icónicos de Norteamérica.

Este fin de semana, Antonio ha ampliado su palmarés tras conseguir el título de campeón de la IMSA, el campeonato de resistencia unificado americano, un título que había merecido desde la creación del certamen en 2014, pero que entre problemas de fiabilidad y sobre todo, una ‘Balance of Performance’ muy cuestionable, le había sido esquivo.

Esta temporada los cambios en BoP han dificultado la tarea, pero no imposibilitado, pues tanto García como Magnussen se han encargado de aprovechar los fallos de los distintos rivales para ir sumando en cada carrera, pues cada punto cuenta. Un quinto al margen, el cuarto ha sido el peor resultado del año, lo que unido a tres victorias y con las 12 horas de Sebring como punto álgido del año, han catapultado a la pareja de Corvette al título, revalidando el de 2013, entonces en las American Le Mans Series, entonces con el Corvette C6.R en lugar de con el actual C7.R que tantos cuellos gira a su paso.

Con 37 en su haber, Antonio, lejos de haber alcanzado techo en su rendimiento, sigue mejorando, siendo tan rápido como el primer día y con una cualidad envidiable para no cometer errores ni en las situaciones de máxima presión, motivo por el que los rivales le temen. Quizás en España, país donde los GT’s tienen poca repercusión, nunca alcance el reconocimiento que merece, pero todo buen aficionado al motor merece saber que en el extranjero, hay un piloto nacional considerado de los mejores, sino el mejor en su campo.