Opel-concesionarios
Concesionarios Opel: PSA plantea una reestructuración en toda Europa
Sut chinese grand  1586600
Prost: “Sabíamos que traer a Sainz sería un riesgo”
Mclaren-suv-ok
McLaren descarta incorporar un SUV a su gama
Toro rosso china pista 2018 1
Honda ayudará a Toro Rosso a buscar explicaciones para su rendimiento impredecible
Mercedes-maybach-ultimate-luxury-apertura
Mercedes-Maybach Vision Ultimate Luxury: Filtrado antes de tiempo el nuevo SUV de lujo

El Dakar se acabó para Xavi Foj y Alicia Reina

El piloto español dañó los elementos de seguridad, mientras que la argentina vio cómo su coche era engullido por las llamas.

Collage 01

Leyenda viva del Dakar, Xavi Foj encaraba este 2018 su vigesimoctavo rally. El de Molins de Rei había hecho de la constancia su forma de ser, lo que le había llevado a concluir las trece últimas ediciones, siendo su último abandono en un lejano 2003 y dejando por el camino varios triunfos en T2, la categoría de coches de serie.

Sin embargo, la racha se ha visto cortada en las dunas de Perú. El Toyota que Foj comparte con Nacho Santamaría sufrió un vuelco a muy baja velocidad. Bajaban una pequeña duna cortada cuando el vehículo hincó el morro, volcando sobre sí mismo con tan mala suerte de que el arco de seguridad acabó doblado.

Aunque la tripulación y el coche se encuentran en perfecto estado, el arco de seguridad no se puede reparar y el Dakar no permite competir en estas condiciones, por lo que no hay más remedio que dar por concluida la edición. Ahora Foj continuará acompañando a la caravana del Dakar por carretera hasta su conclusión en Argentina.

En el caso de Alicia Reina, la negra de Catriel, se trataba de su quinta participación en un Rally que había conseguido acabar ya en tres ocasiones. Luchadora como ninguna, no le importó estar durante más de una semana siendo la última en llegar al campamento con una camioneta realmente tocada. Siempre encontraba hueco y fuerzas para seguir su camino.

Sin embargo, en las dunas de Perú, ni Alicia ni su copiloto Carlos Dante Pelayo pudieron hacer nada para solucionar una fuga de combustible que provocó un incendio y que dejó el coche reducido al chasis en apenas dos minutos. Alicia, entre lágrimas, atendió a los medios, asegurando que se encontraban bien, pero con la rabia de no haber podido nada.

Tanto Alicia como Carlos prometieron encontrar un nuevo vehículo y regresar para la próxima edición, algo a lo que a buen seguro se apunta también Xavi Foj. Mientras, nos quedamos con una imagen que resume mucho, el director de carrera Etienne Lavigne consolando a la propia Alicia.