Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Golpe de realidad para los LMP2 y Alonso en la clasificación; Los DPi, intratables

Los DPi desplegaron todo su potencial, dejando a la vista una brecha de rendimiento insalvable entre los mismos vehículos que congregan una categoría.

Dddd3

En el marco del ‘Roar before the 24’, la organización ha celebrado una sesión de clasificación similar a la que tendrá lugar el fin de semana de la carrera, usando el mismo formato. Se divide en categorías, disponiendo cada una 15 minutos de pista para que el piloto escogido consiga el mejor tiempo posible. El objetivo en este caso no es definir la parrilla de salida, aunque sí dará privilegios a la hora de escoger la posición de los boxes.

En prototipos, los Daytona Prototype mostraron gran parte de su potencial y vapulearon a los LMP2 con sus restricciones europeas, acabando con las pocas esperanzas que alguien pudiera tener de ver a los LMP2 en la lucha. Felipe Nasr batió en más de un segundo la pole position de 2017 en un día en el que no había necesidad de hacerlo, consiguiendo un tiempo de 1’35’’806, superando a Tristan Vautier en 231 milésimas y a Filipe Albuquerque en 329. El cuarto clasificado, también Cadillac, Van der Zande, se quedó a 675 milésimas.

Tras los Cadillac aparecieron los Acura DPi, con Cameron a 1’182 y Ricky Taylor a 1’425’. El Nissan DPi de Pipo Derani se quedó séptimo a 1’439 con el Mazda DPi de Harry Tincknell a 1’’457. Hay que llegar hasta la novena posición para encontrarse al primer LMP2, al Oreca del equipo de Jackie Chan pilotado por Alex Brundle, a 1’’468 del mejor tiempo. A Brundle le siguen los Oreca de Trummer y Simpson, con tiempos muy similares, llegando al Ligier de Fernando Alonso, ya en la duodécima posición a 1’’709 del mejor tiempo. Tras Fernando, el LMP2 de Daniel Juncadella, pilotado por Robin Frinjs, a casi dos décimas del asturiano.

Si bien es cierto que IMSA nunca buscó que la categoría se llenase de LMP2, sino que buscaba su propia diferenciación con marcas involucradas, también es cierto que ninguno de los participantes se esperaba una desventaja tan abultada entre DPi y LMP2, sino que a sabiendas de saberse más lentos, esperaban tener la oportunidad de luchar en carrera, algo que parece realmente imposible con una diferencia tan alta entre los LMP2 más competitivos, ni hablar ya del no presente Dallara o del Riley, a más de 4’’.

En categorías ya más ajustadas, el Ford GT siguió dominando en GTLM. El vehículo norteamericano consiguió el mejor tiempo de la mano de Hand al rebajar el cronómetro hasta el 1’43’’640, superando en 30 milésimas el tiempo de Oliver Gavin sobre el Chevrolet y en 104 milésimas el de Ryan Briscoe, con el otro Ford GT. Cuarta posición para el Porsche 911 de Earl Bamber, que se quedó a 278 milésimas. Antonio García fue quinto, a 388 milésimas del mejor tiempo, con el Ferrari de Pier Guidi a 427 milésimas.

En BMW continúan afinando el nuevo BMW M8 y si bien la unidad que más kilómetros ha completado, pilotada por Alex Sims consiguió un tiempo de 1’45’’056, la segunda unidad de Edwards se quedó a 3’’ del mejor tiempo, la misma unidad que se ha perdido la mayoría de sesiones. Curiosamente quién se perdió esta sesión no fue un  BMW, sino uno de los Porsche 911, que no salió de boxes.

Sin sorpresas en la categoría GTD en la que Mirko Bortolotti marcó una vez más el mejor tiempo para el Lamborghini GT3 del equipo Grasser. El italiano rebajó el cronómetro hasta el 1’47’’374, superando en 62 milésimas el tiempo del Audi R8 de Magnus Racing, con Andy Lally al volante. Tercera posición para el Porsche 911 pilotado por Patrick Long, que se quedó a 107 milésimas del mejor tiempo, superando en una décima el tiempo de Alvaro Parente y su Acura.

El actual campeón de la categoría, Alessandro Balzan, posicionó su Ferrari 488 en séptima posición, con un tiempo de 1’47’’726, superando en apenas media décima a Miguel Molina, que a pesar de debutar en el circuito, fue elegido por Risi Competizione para clasificar su Ferrari. De los 19 GT3 que participaron en la clasificación, 18 estaban en una franja de tiempo de 980 milésimas, intuyéndose una ‘Balance of Performance’ muy ajustada en esta categoría.