radar movil
De récord: Un radar móvil pone 500 multas en 3 horas
Rueda de prensa gp francia pilotos 2018 1
Las frases más destacadas de la rueda de prensa de pilotos de Francia
Skoda-octavia-mule-005
Skoda Octavia 2020: Nueva generación en camino
Sut 2018 24 hours  1626897
Alonso: “Le Mans es impredecible, algo que ha perdido la F1”
Rimac C_Two
Porsche reafirma su apuesta por la tecnología eléctrica y compra el 10% de Rimac

McLaren X2: El monoplaza del futuro

Como ya hiciera anteriormente, la firma de Woking nos sorprende con un prototipo llamado a anticipar futuros adelantos y tecnologías modernas presentes en los monoplazas del futuro. 

Mcl front 34

El diseño de los monoplazas de la Fórmula 1 no siempre ha tenido una gran aceptación entre los más fieles de la competición. Ya sea por el tamaño y forma de los alerones y pontones, la configuración del morro o la aleta trasera, la discusión siempre ha estado ahí y en la reciente temporada el foco de atención ha estado en el halo.

Durante este tiempo uno de los que ha querido aportar su granito de arena ha sido McLaren. Los de Woking se toman muy en serio las opiniones que puede suscitar el diseño de los futuros monoplazas y es por ello que en el año 2015 presentaron un concept denominado MP4-X con algunos rasgos futuristas, entre los que se incluía el cockpit cerrado. Ahora, tres años más tarde, vuelven a la carga con otro prototipo.

Se llama McLaren X2 y utiliza en cierto modo la silueta del actual MCL33 conducido por Fernando Alonso y Stoffel Vandoorne, imprimiéndole un toque futurista que, quizás, veamos no muy lejos en la máxima competición. Bajo un tono naranja papaya similar al utilizado en dicho modelo y en el IndyCar con el que el piloto español disputó la cita de Indianápolis encontramos un concept cargado de tecnología y sistemas avanzados.

En términos de rendimiento, los chicos de Woking proponen unas carreras más sostenibles pensando en una solución que supondría un cambio radical en los propulsores, ya que estos recibirían parte de su energía mediante un acoplamiento inductivo integrado en la pista. Por otro lado, el almacenamiento de esta se llevaría a cabo en baterías finas integradas en el propio chasis, las cuales también se alimentarían de los sistemas híbridos y solares.

El cockpit se mantendría cerrado con una estructura que mejoraría la visibilidad del piloto y la aerodinámica contaría con un sistema activo que modificaría los ángulos de los alerones gracias a electrodos situados en su superficie. Por último, el chasis estaría construido por materiales que podrían volver a su forma original tras un impacto. Todo ello sin olvidar un sistema que contralaría el vehículo a través de las señales eléctricas procedentes del cerebro del piloto y de la monitorización en tiempo real de parámetros relacionados con los neumáticos o fallos en la estructura del coche.