Replicas-chinas-superdeportivos (1)
Los superdeportivos más exclusivos tienen réplicas chinas en marcha realmente fieles
Sainz declas cope
Sainz, sobre el McLaren de 2019: “Todo es nuevo, hay ganas de probarlo”
Vw-transporter-abt-delantera
Volkswagen e-Transporter by ABT: La furgoneta más electrizante
Presentacion ferrari 2019 1
Ferrari muestra el SF90: la esperanza de Maranello para el asalto al título
Ev
El Gobierno aprueba el Plan MOVES con ayudas para la compra de vehículos eléctricos

Pepe Oriola comienza la temporada con triunfo

El piloto español comenzó la temporada de las TCR International Series subiéndose a lo más alto del podio. El sorprendente Alfa Romeo Giulietta venció la otra carrera.

Pepe oriola tcr

La tercera temporada de las TCR International Series, el campeonato de turismos caracterizado por el uso de la 'balance of performance' para igualar las prestaciones de los diferentes fabricantes, dio comienzo el pasado fin de semana en un lugar muy especial, el circuito de Rustavi, en Georgia, un lugar poco habituado a los eventos internacionales.

Este particular trazado de 4.120 metros de longitud estuvo abarrotado por el público local, que además tuvo la oportunidad de gozar con la actuación del piloto de casa, Davit Kajaia, que sorprendió en la sesión de clasificación logrando la pole position, que si bien es un circuito más que conocido para el georgiano, lo loable es que lo hice a bordo del Alfa Romeo Guilietta TCR, un vehículo modesto preparado por un taller artesanal como es el de Romeos Ferrari.

Kajaia dejó a más de medio segundo al Honda Civic de Attila Tassi, al Seat León de Ferenc Ficza y a un segundo al Volkswagen Golf de Jean-Karl Vernay. El Audi RS3 LMS de Stefano Comini, sorprendentemente el único inscrito en el evento a pesar de las 90 unidades vendidas por Audi.

Kajaia no dio opciones a sus rivales en la primera carrera del fin de semana, y con el Alfa Romeo se escapó desde el primer instante a pesar de las difícil condiciones climatológicas, donde la carrera comenzó con suelo mojado para ir secándose a cada vuelta. El de Georgia amasó una notable ventaja que sin embargo perdió con el desgaste de los neumáticos. Con el apoyo del público, Davit dio lo mejor de sí para contener los ataques del joven húngaro Ferenc Ficza, que lo intentó hasta el último instante, siempre con precaución, pues tras él tenía al actual campeón, Stefano Comini, tratando de aprovechar cualquier oportunidad para ganar posiciones.

Comini se vio algo lastrado ante los ataques de Roberto Colciago, el italiano de Honda que contaba en su haber con una victoria en dos participaciones en el campeonato. Afortunadamente para los aficionados que abarrotaron la grada, Kajaia se llevó el triunfo con apenas tres décimas de ventaja sobre Ferenc Ficza y un segundo sobre Stefano Comini. El suizo se quejó amargamente del comportamiento de su ex compañero de equipo, Jean-Karl Vernay, al que acusó de golpearle deliberadamente al comienzo de carrera. Stefano sufrió en el final de la prueba y su coche requirió reparaciones que le obligaron a romper el parque cerrado, teniendo que partir a la segunda carrera desde el pit lane.

La cuarta posición cayó en manos de Roberto Colciago y su Honda. El italiano realizó una notable remontada, finalizando como el mejor Honda, pero sin el premio del podio, y logrando de esta forma colocar cuatro fabricantes en la cuatro primeras posiciones, todo un éxito para un campeonato que trata de que la igualdad entre los vehículos sea su máxima. El joven Attila Tassi tuvo que conformarse con el quinto puesto tras mantener un bonito duelo durante las primeras vueltas con su compatriota Ferenc Ficza. Al anteriormente mencionado Vernay logró el sexto puesto, justo por delante de Pepe Oriola, quién no se encontró cómodo en estas condiciones. Cerraron las posiciones de puntos Giaocomo Altoe a bordo de un Golf Gti, el gigante serbio Dusan Borkovic, con otro Alfa Romeo, y Gianni Morbidell, quién no logró el rendimiento deseado con el Golf. Fuera de los puntos se quedaron los Opel Astra de Mat'O Homola y Pierre-Yves Corthals, evidenciando que el TCR del fabricante alemán sigue sin estar a punto. La carrera tuvo el único abandono del francés Hugo Valente, ya que incluso Shota Abkhazava, piloto local que casualmente es propietario del constructor ArtLine así como promotor del circuito, logró acabar la prueba.

En la segunda manga, Pepe Oriola aprovechó el salir en posiciones adelantadas para colocarse rápidamente en cabeza tras adelantar a Giancomo Altoe, que además, tras ser adelantado tanto por Pepe como por Hugo Valente, hizo un buen tapón con el resto de rivales, lo que ayudó a que el piloto español tuviera una carrera más plácida dentro de la tensión de tener a un piloto tan agresivo como Valente tras él.

Afortunadamente Pepe, pudo abrir hueco mientras su compañero de equipo en el SEAT Lukoil batallaba con el Honda de Attila Tassi, con Jean-Karlk Vernay más distanciado. Pepe lograba así la primera victoria de la temporada, la primera tras la victoria en el circuito tailandés de Buriram, a finales de agosto de 2016.

Pepe cruzó la línea de meta en primera posición, si bien la confirmación de su victoria debió esperar a la resolución de una investigación por parte de dirección de carrera, que debía decidir si tanto Pepe Oriola como Hugo Valente realizaron un adelantamiento con las indicaciones de safetycar y bandera amarilla en pista. Finalmente los comisarios decidieron que el adelantamiento de Oriola había sido legal, no así el de Valente, al que sancionaron con 30 segundos como también sancionaron a Roberto Colciago. De esa forma, Attila Tassi y Jean-Karl Vernay heredaron las posiciones de podio.

Dusan Borkovic se hizo con el cuarto puesto a bordo del Alfa Romeo Giulietta, si bien el serbio se quedó a casi 17'' de Pepe Oriola. Más distanciados, James Nash, quinto, y el héroe local, Davit Kajaia, sexto, justo delante de Gianni Morbidelli. Completaron la zona de puntos el Opel Astra de Pierre-Yves Corthals, el Seat Leon de Hugo Valente y el Golf de Giacomo Altoe. En esta ocasión no pudo finalizar Stefano Comini, que en mitad de su remontada tomó el camino de boxes para no volver a salir.

Pepe Oriola: “Estoy muy feliz porque tras ser 9º en la Qualifying, no podía ni imaginar que lograría la victoria en esta primera reunión de la temporada. Casi me toco con Valente en la salida y temí por mis opciones en el podio, pero en las primeras vueltas he apretado el acelerador para distanciarme de mis rivales y asegurar la victoria. Siempre es emocionante ganar y espero mantenerme en esta línea en las próximas carreras”

Tras la disputa de este primer evento de los diez que consta la temporada, Davit Kajaia es líder de la clasificación general con 38 puntos. Attila Tassi es segundo con 32 puntos, uno más que Pepe Oriola. El actual campeón de la categoría, Stefano Comini es sexto con 15 puntos. No habrá que esperar en exceso para la próxima prueba, pues será en el circuito de Sakhir, en Barhéin, donde las TCR acompañarán a la Fórmula 1.