Apoyo-ciudades-espaas-01
La OCU contra las etiquetas de la DGT:  No siempre un ‘Eco’ o ‘Cero’ contamina menos
Aleron delantero
Tost, asombrado con el alerón delantero de Ferrari: “Al menos, les da medio segundo”
Audi-rs-q4-01
Audi RS Q4: Con toda la garra y el tamaño justo
Caja de cambios
La FIA trabaja en cajas de cambio estándar para 2021
Lamborghini-terzo-millenio
El primer Lamborghini híbrido llegará en el Salón de Frankfurt 2019

Un error estratégico de Toyota deja a Alonso sin victoria en Shanghái

El Toyota #7 pilotado por Mike Conway, Kamui Kobayashi y Jose María López se llevó el triunfo en una carrera significativamente afectada por la lluvia.

Toyota 7 shanghai 2018 1

Nueva victoria para Toyota en unas complicadas 6 Horas de Shanghái. El vehículo #7 de Mike Conway, Kamui Kobayashi y Jose María López ganó una carrera pasada por agua por delante de la unidad hermana #8 de Fernando Alonso, Sebastien Buemi y Kazuki Nakajima. La prueba se vio interrumpida en varias ocasiones debido a la intensidad de la lluvia y a varios accidentes que afectaron al desarrollo de la carrera.

Después de que la carrera comenzara tras el coche de seguridad debido a la fuerte lluvia, los comisarios optaron por sacar la bandera roja tras apenas 18 minutos. Varios coches se vieron implicados en incidentes al ser incapaces de controlar sus vehículos debido a la gran cantidad de agua que había en la pista. El Rebellion #3 con Thomas Laurent al volante sufrió un trompo y chocó con las protecciones, mientras que Tommy Milner en el Corvette #64 también perdió el control del coche.

Tras una hora de bandera roja, se intentó reanudar la carrera pero cuatro vueltas fueron bastantes para sacar otra bandera roja debido a la intensidad de la lluvia. No se volvió a intentar relanzar la prueba hasta entrada la tercera hora de carrera, cuando un fuerte accidente del Porsche #86 en la recta de meta retrasó este intento. De todas maneras, el reinicio de la carrera duró poco debido a un trompo del Ford #67 de Andy Priaulx.

Todos los vehículos de LMP1 pasaron por boxes llegando a la mitad de carrera salvo el SMP #17 y el DragonSpeed #10. El Rebellion #1 salió por delante del Toyota #8, pilotado por Buemi en esos momentos, aunque no tardó en caer ante los Toyota. El piloto suizo le ganó la posición a López en el #7 cuando el argentino cometió un error en la horquilla, pasando así a liderar la carrera.

Un cuarto coche de seguridad tuvo que aparecer en pista debido al DragonSpeed #10 quedándose atascado en la grava tras sufrir un trompo a la vez que el ByKolles #4 sufrió un incendio en la recta de meta, con el bólido quedando totalmente cubierto por el polvo de los extintores. Antes de esta interrupción, Alonso se subió al Toyota #8 y había conseguido abrir un hueco de 25 segundos en el liderato con respecto a Kobayashi en el #7.

Con el Safety Car en pista, Alonso entró a boxes una vuelta después que la unidad hermana y se reincorporó a la prueba en tercera posición al encontrarse el semáforo en rojo a la salida, cediendo de esta manera el liderato al Toyota #7. Las posiciones se mantuvieron una vez se relanzó la prueba, con los bólidos de la marca japonesa ocupando las dos primeras plazas una vez se recuperó el #8. Una vez se bajaron Alonso y Kobayashi de sus respectivos vehículos, sus lugares fueron ocupados por Nakajima y Conway.

El coche de seguridad volvió a salir debido a un accidente del SMP #17 con Mathevos Isaakyan al volante. El piloto ruso continuó con su mala racha de accidentes tras chocar contra las protecciones después de perder el control de su vehículo en la creciente lluvia. La pista quedó llena de suciedad de la publicidad arrancada, por lo que el Safety Car tuvo que regresar a falta de 20 minutos para el final para limpiar.

La carrera se reinició con 6 minutos y medio restantes en el crono. Los Toyota mantuvieron las posiciones, por lo que la lucha principal fue por el último escalón del podio entre el SMP #11 de Vitaly Petrov y el Rebellion #1 de André Lotterer. Finalmente, el bólido ruso se impuso ante el vehículo suizo para acompañar a los Toyota en las celebraciones del podio por primera vez.

La victoria en la categoría LMP2 fue para el Jackie Chan DC Racing #38 tras un gran relevo de Gabriel Aubry durante la parte final de la prueba. El piloto francés mostró un buen ritmo en condiciones complicadas para dar la victoria su equipo por delante del DragonSpeed #31 y el Alpine #36. Carrera bastante caótica en la clase LMP2, con numerosos pilotos teniendo problemas en la lluvia.

Los GTE Pro aprovecharon el caos para mezclarse en con los LMP2 en la clasificación. Aston Martin consiguió su primera victoria en la categoría con el nuevo coche gracias al #95, que superó a los Porsche #91 y #92 para ganar la carrera. El Aston #97 fue cuarto, por delante del Ferrari #51 y del BMW #81 en una prueba muy igualada, como suele ser habitual en la categoría.

A pesar de la polémica con respecto a la grave infracción técnica que le dejó sin puntos durante toda la temporada, el equipo Dempsey-Proton se hizo con el triunfo en la categoría GTE-Am con el Porsche #77 cruzando la meta en primera posición. La clase estuvo totalmente dominada por Porsche, con los vehículos #56 del Team Project 1 y el #88 de Dempsey-Proton ocupando el resto de escalones del podio.