venta coches
¿Es legal prohibir la venta de coches de combustión en 2040? La UE tiene dudas
Sophia forsch portada
Conoce a Sophia Florsch
Accidente baja
Se libra por centímetros de chocar de frente contra un coche particular en la Baja 1.000
Tatiana formula e
El test femenino de la Fórmula E ya conoce a sus integrantes
V.electrico fondo alta rgb 2017
Un punto de carga cada 100 km: Llega ‘el plan más ambicioso para la movilidad eléctrica’

Dani Pedrosa: el samurái que luchó constantemente contra la adversidad

El piloto catalán se retira de competición sin haber conseguido proclamarse campeón del mundo de MotoGP, pero se lleva el amor y la admiración de los aficionados al motociclismo.

Pedrosa portada articulo 1

Hablar de Dani Pedrosa es hablar de la personificación de la pasión por el motociclismo. Cuando un joven y menudo piloto comenzó a deslumbrar en las categorías inferiores del mundial, muchos le comenzaron a señalar como uno de los futuros grandes campeones de MotoGP, llegando incluso a apuntarle como el piloto destinado a destronar a Valentino Rossi. Sus números y su particular trayectoria invitaban a los aficionados a soñar con el primer campeón español de la categoría reina desde Álex Crivillé.

Lo que siempre llamó la atención de Pedrosa desde el comienzo de su carrera fue su baja estatura que no le impidió triunfar en sus primeros pasos en el mundial. El ‘niño’ al que Alberto Puig vio estrella durante su participación en la Movistar Cup sumó dos podios en su primera temporada a tiempo completo en 125cc allá por 2001, a los que se sumó un tercer puesto en el campeonato al año siguiente. Su objetivo en 2003 estaba claro: hacerse con el título de la categoría pequeña. Y así fue, Pedrosa se proclamó campeón del mundo de 125cc en Malasia, a falta de dos carreras por disputarse, con cinco triunfos a sus espaldas.

El destino de Pedrosa le hizo encontrarse con lo que se convertirían en sus mayores rivales a lo largo de su trayectoria en el siguiente Gran Premio: las lesiones. Justo una semana después de asegurarse el título, Dani sufrió un fuerte accidente en Phillip Island donde se rompió los dos tobillos. La lesión fue tan grave que tuvo que perderse las dos últimas carreras del año y gran parte de la pretemporada, por lo que dio el salto a 250cc con muy poco rodaje sobre su nueva moto.

El pundonor de Pedrosa fue más fuerte que las lesiones y dio la sorpresa al ganar la primera carrera de la temporada del cuarto de litro en Sudáfrica, un triunfo con el que presentó su candidatura al campeonato en su campaña de debut cuando no estaba entre los favoritos. No solo se hizo con el título, sino que volvió a conseguirlo con una carrera de antelación en el sitio que le llevó al hospital el año anterior, Phillip Island.

En 2005 repitió título en la categoría intermedia a pesar de tener que lidiar con una lesión en el Gran Premio de Japón, batiendo los récords de precocidad en su proceso de ascenso a MotoGP como piloto oficial de HRC. Si bien su pequeña estatura se convirtió en un gran problema para controlar una moto más salvaje, Pedrosa debutó con un segundo puesto en su andadura en la categoría reina y estuvo a punto de hacerse con su primer triunfo en Turquía, pero una caída en la última vuelta hizo que este logro se retrasara hasta China.

Su primer año en MotoGP estuvo marcado por la polémica a finales de la temporada. Su compañero de equipo Nicky Hayden llegaba a Portal, penúltima carrera de la campaña, con serias opciones de hacerse con el título frente a Rossi. Pedrosa intentó adelantar al estadounidense en un punto de la carrera cuando se fue al suelo, llevándose a Hayden con él. Este incidente desató frustración del de Kentucky, quien vio como sus opciones de proclamarse campeón se minimizaban, aunque finalmente se hizo con el título en Valencia, no sin antes imponer órdenes de equipo a Pedrosa.

La primera gran oportunidad de Dani de hacerse con el campeonato fue en 2008, cuando llegó al Gran Premio de Alemania como líder del mundial. En pleno aguacero, Pedrosa dejó atrás su fama de ser un piloto de bajo rendimiento en agua para dominar la carrera en las primeras vueltas, hasta que se fue al suelo en la primera curva. Pedrosa impactó fuertemente con el asfalto y con las protecciones del circuito, causándole una lesión que le impidió disputar la siguiente carrera. Finalmente, tuvo que conformarse con una tercera posición en la clasificación.

Pedrosa volvió a tener grandes opciones de proclamarse campeón de MotoGP en 2010. Jorge Lorenzo empezó el año con unos resultados que no bajaban del segundo puesto, pero una racha de podios permitió a Pedrosa acercarse al liderato del mallorquín. Cuando estaba en su mejor momento, Dani volvió a lesionarse en Japón, no pudiendo disputar de esta forma la cita en Motegi y las dos siguientes carrera, por lo que Lorenzo logró su primer título de la categoría reina y Pedrosa fue subcampeón.

Tras un 2011 de nuevo comprometido por una lesión fruto de un polémico incidente con Marco Simoncelli en Le Mans, Pedrosa tuvo en 2012 el mejor arranque de su trayectoria en MotoGP. Dani se subió al podio en 11 de las 12 primeras carreras del año y fue el único que pudo aguantar el empuje de Lorenzo. El mallorquín sintió la presión de Pedrosa hasta el Gran Premio de San Marino, donde tuvo que comenzar la carrera desde la última posición debido a un problema con los calentadores de su moto y posteriormente tuvo que abandonar tras un choque con Héctor Barberá. Esos 25 puntos perdidos fueron determinantes para el título de Lorenzo y para la última gran oportunidad de Pedrosa de conseguir su ansiado título de MotoGP.

El segundo lugar de 2012 y el tercer puesto del año siguiente serían los últimos mejores resultados de Pedrosa en la clasificación general. La llegada de Marc Márquez como compañero de equipo con ganas de comerse el mundo y las recurrentes lesiones impidieron a Pedrosa volver a posicionarse como candidato a hacerse con el campeonato del mundo de MotoGP, quedándose a un paso de convertirse en uno de los pocos pilotos en haber sido campeón de tres categorías mundialistas.

A pesar de quedarse sin título de MotoGP, el mayor legado de Pedrosa reside en su amor por el motociclismo. Las lesiones y la desventaja que le supuso su estatura no le impidieron reponerse y luchar contra las adversidades, siendo todo un ejemplo de sacrificio y de pundonor donde su pasión por las carreras le ayudaron a levantarse de cada caída para seguir hacia adelante en su intento de lograr un campeonato que nunca llegó, como un samurái. El hecho de que haya conseguido ganar en todas sus temporadas en MotoGP hasta el momento es un ejemplo de su potencial que desafortunadamente no llegó a convertirse en realidad en cuanto a resultados.

El anuncio de su retirada se produce en la que va camino de convertirse en la peor campaña de Pedrosa en MotoGP. Dani todavía no se ha subido al podio tras ocho carreras disputadas, siendo dos quintos puestos sus mejores resultados. Pedrosa admitió durante su anuncio que la idea de la retirada llevaba mucho tiempo en su cabeza, posible motivo por el cual su rendimiento está siendo preocupantemente bajo esta temporada. Ahora que por fin ha tomado una decisión, Pedrosa tendrá la oportunidad de disfrutar de sus últimas carreras en MotoGP sin ningún tipo de presión, como agradecimiento a todos los aficionados por el apoyo brindado durante su trayectoria.

Pocos pilotos han demostrado tanto amor por las carreras como Pedrosa, poniendo en riesgo su cuerpo y su salud por su pasión a pesar de sus múltiples lesiones. El Gran Premio de Valencia será la última carrera de Dani y también el escenario donde será nombrado leyenda de MotoGP, un reconocimiento que le identifica como uno de los pilotos más influyentes de la historia del mundial, un reconocimiento a su sacrificio y a su determinación por vivir su sueño.