Screen-shot-2018-11-19-at-12-34-30-pm-1542649882
Este Fiat Cinquecento con motor Kawasaki es lo más divertido del día
Mclaren fa portada
McLaren lucirá un diseño especial para el Gran Premio de Abu Dhabi
Estudio depreciacion
Los monovolúmenes son los coches que más se deprecian en sus 5 primeros años
Horner
Horner tiene buenas expectativas con Honda
venta coches
¿Es legal prohibir la venta de coches de combustión en 2040? La UE tiene dudas

El Porsche 919 Hybrid bate el récord absoluto de Nürburgring-Nordschleife

Firmó una marca para la historia en la pista de Spa-Francorchamps y aseguró que esa no sería la última. El 919 Hybrid de Porsche ha cumplido con su amenaza y ha recorrido los casi 21 kilómetros del Infierno Verde en menos de 5 minutos y 20 minutos.

Porsche-record-nurburg

En Stuttgart continúan haciendo historia con su bólido híbrido más sofisticado de todos los tiempos, un Porsche 919 Hybrid Evo que, liberado de las exigencias propias de la homologación FIA para la categoría LMP1 del WEC, está demostrando ser una máquina de récord.

Dentro de la gira denominada #919Tribute con la que la marca rinde homenaje a este modelo en su primera campaña fuera de la competición, el 919 Hybrid se posicionó a principios de abril como el coche más rápido de cuantos han rodado nunca en Spa-Francorchamps –por delante de los Fórmula 1 modernos– y ahora, sólo unos meses después se ha desmarcado con otro récord absoluto al menos tan espectacular como aquel: el del viejo Nürburgring-Nordschleife.

Lugar de peregrinaje para los aficionados al motor de todo el mundo y pista de referencia por antonomasia a la hora medir el rendimiento de los coches, el denominado Infierno Verde ofrece en sus 20,832 kilómetros de longitud un completo repertorio de curvas lentas, rápidas, cambios de rasante, rapidísimas rectas y numerosas ‘trampas’ que le han valido el apelativo de ‘Infierno Verde’.

El 919 Hybrid de esta gira de récords ronda los 1.200 caballos de potencia y ha incrementado significativamente su carga aerodinámica.

El mejor registro logrado en esta pista alemana estaba cifrado en 6 minutos, 11 segundos y 13 décimas a cargo de Stefan Bellof con un Porsche 956 C en 1983. Ahora ha quedado literalmente pulverizado gracias a la vuelta de Timo Bernhard con el Porsche 919 Hybrid Evo. Recordemos que Bernhard es piloto oficial Porsche y triple ganador de las 24 Horas de Le Mans entre 2017 y 2017 de forma consecutiva. Hoy ha vuelto a hacer historia firmando con su nombre un tiempo de 5:19.546 que ya figura como récord de Nürburgring.