Mercedes-benz-eqc-2020-1600-5c
Estos son los 10 vehículos eléctricos con mayor autonomía
1017575160-sut-20190628-ms2 3835
Alfa Romeo se pone nuevo objetivo: Competir con McLaren
911 rsr 2019 t
Porsche 911 RSR 2019: el campeón del mundo de Resistencia renueva su arma
Sainz-mclaren-m8d-goodwood-okp
Carlos Sainz cambia el F1 por el impresionante McLaren M8D en Goodwood
Extreme-e-odyssey-21
Extreme E revela su espectacular SUV off-road eléctrico

Regalo para Alonso por ganar Daytona: Un exclusivo reloj

El patrocinador principal de la prueba lleva décadas realizando un obsequio personalizado hasta el punto de haberse convertido en referente.

Rd 24 19 0506 (1)

Todo ganador de carrera obtiene un merecido trofeo. Acostumbra a ser una copa cuyo diseño puede ser muy acertado, o en ocasiones un engendro totalmente horroroso que levanta muchas críticas. Daytona, por su parte, tiene para el ganador un obsequio por parte de su patrocinador principal, que no es otro que Rolex.

Un reloj totalmente exclusivo que está tan arraigado en la competición, que es común que los pilotos se refieran a sus triunfos en términos de relojes, como un jugador de la NBA habla de anillos para referirse a sus títulos. El modelo entregado ha sufrido numerosos cambios desde que se entregaron los primeros premios a principio de los 60 (como muestra la imagen, con Pedro Rodríguez observando el premio en 1963), siendo en la actualidad, como no podría ser de otra manera, el modelo Rolex Cosmograph Daytona.

Lo cierto es que cualquiera puede comprar un modelo similar. O mejor dicho, cualquiera que pueda permitirse gastar 17.000 dólares en un reloj. Pero no será exactamente igual que el de los ganadores, ya que este está especialmente serigrafiado en su cara interior para la ocasión.

El deseo por conseguir el exclusivo reloj ha traído de cabeza a algunos pilotos en ciertas ocasiones, que tras multitud de intentos, no lo han conseguido. En otras ocasiones, optan por hacerse su propio reloj, como el que Jordan Taylor preparó en 2017, tatuándose un reloj personalizado con la cara de los pilotos en las esferas, “mientras esperaba a ganar uno de verdad”. Paradójicamente, Taylor ganaría sus primeras 24 horas de Daytona en esa misma edición.

Ahora Fernando Alonso puede disfrutar del exclusivo premio, quién sabe si para exponerlo en el museo o guardado en algún sitio aún más especial. El bicampeón del mundo de Fórmula 1 puede unirlo al Rolex que también ha ganado en las 24 horas Le Mans, donde el patrocinador empezó hace unos años a repartir un premio similar, que aun no goza de la tradición de las 24 horas de Daytona. ¿Se hará el asturiano coleccionista de relojes a este paso?