V.electrico fondo alta rgb 2017
Un punto de carga cada 100 km: Llega ‘el plan más ambicioso para la movilidad eléctrica’
G 002
Ha llegado la hora de replantearse las ‘bananas’ disuasorias
Prius-m61-vulcan
Alguien ha decidido convertir a este Prius en todo un carro de combate
Sophia florsch
Sophia Florsch completa su cirugía sin complicaciones
Accidente baja
Se libra por centímetros de chocar de frente contra un coche particular en la Baja 1.000

¿A 130 km/h habría menos accidentes?

El presidente de la Asociación de Sociedades Españolas de Autopistas y Vías de Peaje (ASETA), José Luis Feito, afirma que reducir el límite de velocidad a 110 fue una "medida estrafalaria, festiva y sin sentido".

"Es completamente falso que esta medida haya supuesto un ahorro energético", ha enfatizado Feito en conferencia de prensa tras moderar una mesa redonda en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, dentro del encuentro sobre "La Euroviñeta en España y en Europa: estado de la cuestión".

Feito ha precisado que si se ha producido un ahorro energético, éste no debe atribuirse a la reducción de la velocidad, sino a que, como consecuencia de la crisis, ha habido una"caída brutal del tráfico" en las carreteras españolas. Además ha hecho hincapié en que el hecho de que hayan circulado "muchos menos coches por nuestras carreteras" es el que también ha determinado que se haya producido un descenso del número de accidentes.

Feito ha considerado que el Gobierno "se ha dado cuenta del ridículo que hacía con esta medida" y ha añadido que, pese a que la crisis energética está afectando a todo el mundo occidental por la subida del petróleo, "a ningún país, salvo a España, se le ha ocurrido aplicar la "medida festiva" de reducir el límite de velocidad. Para Feito, es una "lástima" que el Gobierno no decidiera elevar el límite de velocidad en las autopistas "por encima" del que se aplica en las autovías, porque a su juicio, "así no aumentaría la siniestralidad, sino que se reduciría".

Feito, que considera que "como mínimo" el límite de velocidad en las autopistas debería fijarse en 130 km/h, ha explicado que los accidentes se reducirían porque "las autopistas absorberían tráfico de las autovías, que son menos seguras y están más colapsadas". El presidente de ASETA ha enfatizado que "casi el cien por cien" de los accidentes de tráfico se producen en las autovías y carreteras nacionales y regionales.

En este sentido, Feito ha explicado que"las muertes y los accidentes dependen mucho menos de la velocidad que de la diferencia de la velocidad a la que circulan los vehículos por una misma vía", apreciación que, según subraya, "está aceptada por toda la comunidad científica que estudia el transporte".