4893a811-bus-bends-bridge-
Este es el efecto de sobrecargar un puente con un autobús pesado
Sut japanese grand 1542616
Las cuentas de Hamilton para ser campeón en México
Skoda-fabia combi scoutline-2019-1600-01
Skoda Fabia Combi Scout: Aventura en familia
Ocon magnussen austin 2018 1
Ocon y Magnussen, descalificados de la carrera en Austin
Sin titulo
Este tráiler lleno de coches de cine es lo más llamativo del día

Comienzan las pruebas del TEB, el autobús que revolucionará la movilidad urbana

Dos meses de su presentación, el TEB (Transit Elevated Bus) ha realizado sus primeras pruebas con pasajeros a bordo. El recorrido inaugural ha cubierto una distancia de 300 metros, pero sus desarrolladores han declarado que las primeras rutas completas se pondrán en marcha en 2017.

El primer TEB tiene capacidad para 300 pasajeros, pero en el futuro podría transportar a 1.200 personas

Hace unos meses os hablamos del TEB (Transit Elevated Bus), el autobús chino que pretende revolucionar la industria del transporte urbano de pasajeros. En ese momento solo pudimos hablar de un diseño digital y una maqueta, pero ahora nos toca hacerlo del primer prototipo funcional, que ya ha realizado sus primeras pruebas en la ciudad de Qinhuangdao.

El vehículo de pruebas ha sido denominado TEB-1 y tiene capacidad para 300 pasajeros, aunque los desarrolladores aseguran que en el futuro podrá transportar a 1.200 personas. Su principal ventaja es el ahorro de espacio dentro de las ciudades, pero también ahorra tiempo a los pasajeros al pasar por encima del tráfico y no verse obligado a parar en los atascos. Sus desarrolladores también destacan el coste de producción, muy inferior al de otros medios de transporte como el metro, que necesitan infraestructuras específicas y un mantenimiento de las mismas.

El TEB se mueve a una velocidad máxima de 65 kilómetros por hora y mide 22 metros de largo, 7,7 metros de ancho y 4,5 metros de alto, dejando un espacio de algo más de dos metros para permitir a los demás vehículos circular por debajo y sortear los atascos, que representa el principal problema de tráfico en las grandes ciudades. Precisamente en China es donde más preocupa este asunto, ya que el parque de vehículos no deja de crecer día tras día y la congestion es cada vez mayor, provocando serios problemas de contaminación. Esa ha sido una de las razones que ha motivado la puesta en marcha de este proyecto, por el que ya se han interesado cinco ciudades chinas. Pruebas aparte, las primeras rutas serán una realidad a lo largo de 2017.