venta coches
¿Es legal prohibir la venta de coches de combustión en 2040? La UE tiene dudas
Sophia forsch portada
Conoce a Sophia Florsch
Accidente baja
Se libra por centímetros de chocar de frente contra un coche particular en la Baja 1.000
Tatiana formula e
El test femenino de la Fórmula E ya conoce a sus integrantes
V.electrico fondo alta rgb 2017
Un punto de carga cada 100 km: Llega ‘el plan más ambicioso para la movilidad eléctrica’

En verano se registran más de 2.000 averías mecánicas cada día

El calor y la falta de mantenimiento, unido al esfuerzo al que se somete el vehículo durante los desplazamientos estivales, provocan un aumento del riesgo de avería. El chequeo de elementos básicos como líquidos y ruedas puede evitar una llamada al servicio de asistencia.

A lo largo del verano se registra el mayor número de desplazamientos por carretera, y con ellos aumenta el número de llamadas al servicio de asistencia. Según el RACE, las asitencias mecánicas en carretera han aumentado un 1,2 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, es decir, desde julio y hasta mediados de agosto. A lo largo de estos meses, el club de automovilistas ha ayudado a más de 100.000 conductores por avería mecánica.

Del 1 de julio al 15 de agosto de 2016, casi 100.000 vehículos necesitaron una asistencia en carretera, lo que supone un ligero aumento del 1,2% respecto a 2015

Los fallos más comunes siguen siendo los relacionados con la batería, los neumáticos, problemas del motor y accidentes de tráfico. Una buena parte de ellos se debe a falta de mantenimiento, el calor y el uso intensivo del vehículo. Una revisión periódica reduciría el riesgo de sufrir un desfallecimiento mecánico en pleno viaje. Pero más allá de las causas habituales, el RACE ha señalado que también han crecido las incidencias causadas por repostar el carburante equivocado o no verificar el estado de elementos como los frenos (un 34 por ciento más que en 2015) y el líquido del embrague (un 40% más que el año pasado).

Antes de salir a la carretera es es altamente recomendable comprobar la batería, el estado y la presión de los neumáticos, y los niveles del refrigerante, aceite, líquidos de la dirección, frenos y limpiaparabrisas. Asimismo, antes de iniciar un viaje hay que verificar si llevamos algunos elementos útiles en caso de avería, como linterna, juego de lámparas, gato, chalecos reflectantes, triángulos de señalización, y, por supuesto, un teléfono móvil.