Citroen-e-mehari-2018-1280-03
Conducimos el Citroën E-Mehari: Ahora vale para todo
Alonso q francia 2018 1
Alonso, eliminado en la Q1: “He sido dos décimas mejor que mi compañero”
513790
Así de espectacular es este Lamborghini Miura SVR completamente restaurado
Sut french grand p 1630958
Sainz, el mejor del resto con un 7º: “En los Libres no nos veíamos en Q3”
Csm abt rs3 limousine nardogrey front 50e26dbf87
Audi RS 3 Sedan by ABT: Máximo rendimiento

Leo Harlem presenta la campaña “Un refresco, tu mejor combustible”

La Asociación de Bebidas Refrescantes, el RACE y la DGT ponen en marcha una nueva edición de la campaña de prevención de la fatiga y la somnolencia, “Un refresco, tu mejor combustible”, en la que también participa el humorista Leo Harlem.

Con el objetivo de insistir en que disfrutar de los desplazamientos del verano es compatible con conducir de forma segura y responsable, la campaña seguirá concienciando de una forma amena. En esta ocasión, se ha contado con el conocido humorista Leo Harlem, que protagoniza unos monólogos, en clave de humor, pero que recogen unos consejos muy serios ya que la fatiga es la cuarta causa de siniestralidad mortal en las carreteras: parar cada dos horas o 200 km en trayectos largos, bajar del vehículo, realizar ejercicios de estiramiento y rehidratarnos  con un refresco, ya que reducen el cansancio y por tanto mejoran nuestras condiciones para conducir.

Se da la circunstancia de que se celebran 10 años de la campaña “Un refresco, tu mejor combustible”, organizado por el RACE y la Asociación de Bebidas Refrescantes (ANFABRA), en colaboración con la Dirección General de Tráfico (DGT). Esta campaña busca alertar sobre las consecuencias de la fatiga en la conducción, en especial en los desplazamientos largos, donde sus efectos pueden hacer mella en la seguridad al volante.

Importancia del descanso

Los consejos de seguridad vial ofrecidos a lo largo de estos años están consiguiendo resultados, aunque todavía queda mucho por mejorar ya que existe un elevado porcentaje de conductores que realizan largos viajes sin descansar. La fatiga se manifiesta con síntomas como la perdida de concentración, picor de ojos, visión borrosa, parpadeo constante, necesidad de moverse en el asiento, deshidratación y somnolencia. Sus consecuencias son una pérdida de atención y un aumento del tiempo de reacción ante un obstáculo de un 86%. Por tanto, es importante detectar los síntomas a tiempo y tomar las medidas necesarias para evitar una situación que puede desencadenar un accidente.

Un 72% de los conductores afirma que ha tenido somnolencia al volante, y casi la mitad no realiza las paradas aconsejadas, cada 2 horas o 200 km

Cuando conducimos en verano es fundamental adoptar medidas de prevención ya que los síntomas de deshidratación aparecen relativamente pronto en viajes largos y especialmente en verano, provocando la reducción de la atención, abotargamiento, sudoración, dolor de cabeza, cansancio y fatiga muscular. El uso del aire acondicionado no evita la aparición de estos factores, sino que puede resecar el ambiente, lo que también genera sed, además de sequedad en la garganta y fatiga, sensaciones que pueden afectar a la atención del conductor.

Por todo ello resulta aconsejable beber aunque no se tenga sed, dado que esta sensación aparece cuando ya existe un cierto grado de deshidratación. Las bebidas refrescantes son una buena opción al conducir, ya que es más fácil beber cuando el sabor es agradable.

Esta campaña cumple 10 años tratando de mejorar los hábitos de conducción, pero aún asi, según los datos del Observatorio Español de Conductores (DUCIT), el 48% no siguen recomendación de parar cada dos horas o 200 km. Además, aún existen 3,5 millones de conductores, equivalentes al 14% del total, que declaran realizar sus viajes de verano sin llevar a cabo ningún tipo de parada. Además, el 72% de los conductores declaran haber tenido episodios de sueño al volante en alguna ocasión, junto con pérdidas de concentración en un 57% y visión borrosa en un 40%, lo que implica un riesgo demasiado alto para todos los usuarios de la vía y que es el propio conductor el que debe ponerle remedio.

Seis de cada 10 conductores realiza un viaje largo sin turnarse con otro acompañante que les releve

El perfil del conductor más habitual en estos desplazamientos largos corresponde a hombres, y que en el 60% de los casos realizan el trayecto sin compartir la tarea de conducir con otra persona. Esta situación es más acusada con grupos de edad más mayores, especialmente por encima de los 55 años, lo que hace aún más necesario si cabe realizar paradas.