4d858e2d00000578-0-image-a-2 1529679884454
Alquila un Ferrari 458 Italia y lo estrella horas más tarde
Sut french grand p 1632320
Problemas de suspensión para Alonso: “He terminado con una rueda mirando para Cuenca”
Cq5dam.resized.img.1680.large.time1529678558328
BMW M2 Competition Germany Edition: Tributo nacional
Sainz carrera francia 2018 1
Sainz, 8º con un problema de motor: “Perdimos 160 caballos de potencia”
Hyundai-nexo-32
Audi y Hyundai colaborarán conjuntamente en el desarrollo de la pila de combustible

Mantener un híbrido puede ser hasta un 50% más barato que un Diesel o un gasolina

Audatex da marcha atrás y matiza su estudio difundido el pasado lunes en el que apuntaba que mantener un coche híbrido era tres veces más caro que hacer lo propio con un eléctrico. Al parecer, este primer informe se centró en híbridos de alta gama, los 'terrenales' resultan más asequibles incluso que los de mecánica tradicional.

Audatex ha querido realizar un nuevo informe en aras de "aportar mayor precisión y objetividad" respecto al coste de mantenimiento de los vehículos híbridos después de que el pasado lunes, esta compañía difundiera un estudio que señalaba que éste era excesivamente caro.

Al parecer, la muestra de los modelos analizados para obtener los datos, incluía once modelos híbridos, ocho de los cuales se engloban dentro de los denominados "premium", es decir, vehículos de altas prestaciones y alto valor de compra.

Considerando que en el mercado español de los vehículos híbridos los de alta gama o "premium" representaron un 7% de este mercado en 2012, la muestra analizada, explica Audatex, "no es del todo representativa de la realidad del mercado, hecho que no fue debidamente tenido en cuenta en el informe inicial". Al basar la muestra en modelos principalmente de gama alta en el segmento de los vehículos híbridos, los costes tanto de mantenimiento como de reemplazo de neumáticos se elevaban por encima de lo que sería esperable arrojando cifras que no se correspondían con los promedios reales.

Adicionalmente, las cifras presentadas en el informe se referían al coste total de mantenimiento durante el periodo analizado y no al coste anual. Así pues, donde decía coste anual de mantenimiento debía decir coste total de mantenimiento durante el período analizado de 6 años ó 120.000 kilómetros. Por estos motivos, la compañía nos ha hecho llegar un nuevo informe en el que los híbridos salen mucho mejor parados.

Ahora, Audatex ha tomado como objeto los casos del Toyota Auris Híbrido (22% de las ventas de híbridos en España en 2012) y del utilitario Yaris Híbrido, puesto que ambos disponen de versiones Gasolina, Diésel e Híbrido. Las conclusiones obtenidas de dicho análisis muestran que en un período de 8 años ó 120.000 kilómetros recorridos (kilometraje anual medio de 15.000 kms), el coste de mantenimiento total (incluyendo mantenimiento preventivo, correctivo y remplazo de neumáticos) de las diferentes versiones queda de la siguiente forma:

Coste Total Toyota Yaris**
Diésel: 4.602,9
Gasolina: 4.294,1
Híbrido: 2.509,1

Coste Total Toyota Auris**
Diésel: 5.420,8
Gasolina: 3.982,5
Híbrido: 2.586,9

*Coste Total para un rodaje de 120.000 kms incluyendo mantenimiento y neumáticos
*Cifras en euros. Fuente: Audatex y Toyota

Si se toma como base la motorización Diesel, la motorización híbrida equivalente resulta hasta un 52% más económica de mantener. En el caso de otro vehículo de una gama superior con motorizaciones diésel e híbrida como es el Lexus IS en sus dos versiones, para la versión IS 220D diésel de 177 CV, el coste medio de mantenimiento anual a los 8 años sería de 874,6 €; mientras que en el caso del híbrido IS 300h de 223 CV, esta cifra se reduce hasta los 619,8 € al año, un 29% menos.

Coste Medio Anual Lexus IS**
Diesel 177 CV: 874,6
Híbrido 223 CV: 619,8

*Coste medio anual para un rodaje de 120.000 kms incluyendo mantenimiento y neumáticos
*Cifras en euros. Fuente: Audatex y Toyota.

Este nuevo informe concluye que los sistemas híbridos 'Full Hybrid' son más económicos de mantener puesto que en comparación con una motorización tradicional, prescinden de algunos elementos cuyo mantenimiento implica su remplazo con el uso, por ejemplo, embrague, alternador, motor de arranque y correa de distribución. Adicionalmente, la recuperación de energía en el sistema de frenos regenerativo implica que el desgaste de las pastillas y discos de freno es menor que en una motorización convencional.